El Govern inicia la exhumación de la fosa del cementerio viejo de Ibiza

Exhumación fosa cementerio de Ibiza
CAIB
Publicado 05/11/2018 13:02:44CET

Se tiene constancia de cinco asesinatos colectivos entre el 23 de septiembre y el 24 de noviembre de 1936

IBIZA, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Conselleria de Cultura, Participación y Deportes ha iniciado este lunes la intervención para la exhumación de la fosa del cementerio viejo de Ibiza, en la zona de Figueretes, la octava exhumación que acomete el Ejecutivo balear esta legislatura desde la aprobación de la Ley 10/2016, de 13 de junio, para la recuperación de personas desaparecidas durante la Guerra Civil y el Franquismo.

Según ha informado el Govern, además, es la segunda exhumación realizada en las Pitiusas, después de la de Sant Ferran en Formentera en noviembre de 2017.

La consellera de Cultura, Participación y Deportes, Fanny Tur, ha visitado el cementerio junto al primer teniente de alcalde de Ibiza, Joan Ribas, y el concejal de Movilidad y Cementerios, Juan José Hinojo. También ha asistido el presidente y vicepresidente del Forum para la Memoria de Ibiza y Formentera, Luis Ruiz y Artur Parrón.

Según ha destacado el Govern, en el cementerio viejo de Ibiza habría fallecidos extrajudiciales, por lo que se tiene poca información documental. Los hechos han sido reconstruidos contrastando las fuentes orales con los archivos y registros existentes. Así, éstos incluyen el posible asesinato de 75 personas, la mayoría ejecutadas en la tapia del cementerio, y se tiene constancia de cinco asesinatos colectivos entre el 23 de septiembre y el 24 de noviembre de 1936.

Los fusilamientos continuaron hasta el 6 de junio de 1937 y también otras tres personas fueron fusiladas en 1938. Curiosamente, la prensa de la época no lo refleja y el libro de actas del cementerio de Ibiza no tiene entradas desde mediados de 1936 hasta mediados de 1941.

Las áreas del cementerio que se tendrán en cuenta a la hora de intervenir son el pasillo central cercano a la entrada principal, el cementerio no católico y las fosas comunes laterales.

En el pasillo central, donde se harán sondeos, es donde se prevé la posibilidad de hallazgos ya que de allí se tiene constancia que fue recuperado, el 3 de noviembre de 1936, el cuerpo de Miquel Tur Roig. Con él, tres hombres más fueron ejecutados.

El cementerio no católico es, según los testimonios, el principal lugar donde se podrían encontrar restos de huesos de estas víctimas, aunque se baraja la posibilidad de que con la reutilización y varias reformas, estos restos se hubieran trasladado al osario.

Situado ante una vieja puerta, este espacio estuvo en uso hasta los años 70 y tiene dos filas de sepulturas señalizadas con un pasillo central donde no hay enterramientos, por lo que es donde se practicará la intervención arqueológica.

Las fosas comunes laterales son dos explanadas rectangulares situadas a los lados del pasillo central. La intensa ocupación y reutilización del lugar podría haber provocado también el traslado de huesos al osario.

Está previsto que el equipo de Sociedad Aranzadi, que ejecuta el Plan de Actuación de fosas, trabaje en esta exhumación durante dos semanas.