Actualizado 11/09/2022 15:08

Más de 172.000 alumnos arrancarán este lunes el curso en Baleares

Tres niñas a su llegada al colegio.
Tres niñas a su llegada al colegio. - Marta Fernández Jara - Europa Press

PALMA, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

El curso escolar 2022-2023 arranca este lunes 12 de septiembre en Baleares con 172.970 alumnos matriculados en educación infantil, primaria, ESO, FP y Bachillerato, según datos de la Conselleria de Educación y Formación Profesional.

La cifra es algo inferior a la del año pasado, cuando a principios de curso había matriculados 173.482 alumnos. Este curso había 512 alumnos matriculados menos, algo que la Conselleria atribuye principalmente a la bajada de la natalidad.

Con todo, cabe destacar que el proceso de matriculación continúa abierto para estudios como la Formación Profesional o el Bachillerato a distancia.

Del total de alumnos, 51.000 corresponden a centros concertados. Por tipos de estudios, 28.489 están en segundo ciclo de infantil, 65.967 en Primaria, 46.480 en ESO, 2.003 en FP básica, 13.265 en Bachillerato, 9.556 en FP de grado medio y 7.210 en FP de grado superior.

Por islas, 138.082 corresponden a Mallorca, 13.557 a Menorca, 20.161 a Ibiza y 1.170 a Formentera --sin incluir datos de centros privados no concertados--.

Las clases comienzan en un total de 421 centros públicos y concertados, con 16.870 plazas docentes, de las que 13.069 son de centros públicos y 3.811, concertados. Este curso hay unos 560 profesores más que el curso pasado.

PRINCIPALES NOVEDADES DEL CURSO 2022-2023

La principal novedad para este curso es que será el primero de aplicación de la Lomloe o 'Ley Celaá'. Los nuevos currículos estarán vigentes este año para todo infantil y los cursos impares de primaria, secundaria y bachillerato. Desde el pasado marzo unos 1.500 profesores han recibido formación sobre los métodos de aprendizaje.

Otra de las novedades es la gratuidad en 5.274 plazas de la etapa 2-3 años, 3.924 de ellas en la red pública y 1.350 en la complementaria, en 158 centros. Esta medida supondrá una inversión de 18,6 millones de euros, con un gasto de 2.500 euros por alumno. También se ha previsto un incremento en la dotación de los módulos de las etapas 0-1 y 1-2 años.

Además, durante este curso 2022-2023 los estudiantes de Baleares dejarán atrás las restricciones derivadas de la pandemia de COVID, si bien los colegios continuarán con prácticas como el filtrado de aire o el lavado de manos. Asimismo, la pandemia ha supuesto un impulso a la digitalización; se han comprado 5.000 aulas digitales y se repartirán 15.000 dispositivos para familias vulnerables.

TRANSPORTE ESCOLAR, BECAS COMEDOR Y 'BARRACONES'

Por otra parte, el curso contará con 280 rutas de transporte escolar y 351 vehículos, que dan un servicio a un total de 139 centros con 15.492 plazas. Asimismo, se ha previsto una inversión de ocho millones de euros este curso para ayudas comedor y de 2,8 millones de euros para compra de libros de texto.

El curso escolar arranca con 94 aulas modulares ('barracones') y con las licitaciones previstas se podrán retirar algo más de una veintena. Durante el verano se han realizado 64 obras en 60 centros educativos de Baleares por un valor de más de diez millones de euros, y en el último trimestre de 2022 está previsto licitar las obras de cinco nuevos centros: CEIP Inca, CEIP Palma B, CEIP Campos, CEIP Can Picafort y el Conservatorio de Menorca.

Han finalizado las obras en cinco centros nuevos: CEIP Son Macià, IES Santa Maria, CEIP Ses Planes (Sant Josep de Sa Talaia), CEIP Alcúdia y CEIP Sant Ferran (Formentera). Además, este curso se incorporan dos centros al programa piloto para ofrecer ESO en centros de primaria: Gabriel Vallseca y Aurora Picornell.

El 23 de septiembre comenzará el curso para los alumnos en ciclos formativos básicos de grado medio y superior. Los alumnos de las escuelas de arte se incorporarán a las clases a partir del 29 de septiembre, y el 30 de septiembre arranca el curso en centros de enseñanza de adultos y conservatorios de música y danza. Finalmente, el 4 de octubre comienzan las escuelas oficiales de idiomas y enseñanzas deportivas.

VUELTA AL COLE EN PALMA

En cuanto a la vuelta al cole en Palma, prevista para este lunes, la regiduría de Educación, ha trabajado, en colaboración con varias áreas del Ayuntamiento y los centros escolares para "facilitar unos entornos escolares seguros", diseñando accesos seguros a los centros y poniendo marcha iniciativas como cursos o talleres de seguridad viaria.

El área de Seguridad Ciudadana, en coordinación con Educación y Movilidad Sostenible, ha organizado, como cada año, el operativo de tráfico y seguridad, de modo que la Policía Local, en colaboración con la Policía Nacional velará por la seguridad tanto en las entradas como en la salida de los centros. Este año también se contará con la presencia de la Policía Nacional en determinados puntos de Palma para realizar tareas relacionadas con la seguridad ciudadana.

Para realizar el dispositivo de tráfico, las escuelas de Palma y los puntos de circulación se dividirán en tres categorías (A, B, C), según las necesidades de cobertura establecidas. Estas categorías se han establecido de acuerdo con criterios objetivos, que atienden al tipo de vía, el volumen de tráfico, el sentido de circulación, el tipo de semáforo que hay a la vía, la velocidad máxima establecida y el tipo de centro.

En líneas generales, habrá 31 puntos de categoría A, que se tienen que cubrir siempre, 39 de categoría B y 69 de categoría C, que se cubrirán, en función de la disponibilidad de efectivos de manera rotatoria.

Movilidad Sostenible modificará la regulación semafórica activando el plan de regulación de época escolar. Esto quiere decir que en las horas de entrada y salida de escuelas tienen preferencia semafórica los pasos de peatones, favoreciendo la circulación de los viandantes.

Además, en cuanto a la EMT, este lunes, coincidiendo con el comienzo del curso, modificará sus horarios, adaptándolos a la demanda de la ciudadanía. De este modo, se incrementarán las frecuencias y la conectividad a los principales corredores de la ciudad, adaptándose a la movilidad escolar, es decir, a aquellas líneas que habitualmente se usan para cubrir zonas escolares, reforzándolas en hora punta.

En concreto, las líneas que aumentarán su frecuencia de paso serán la L5, que une Rafal Nou y Plaza Progés; la L7, que conecta Son Gotleu con Son Serra, Sa Vileta y Son Vida; la L8, que va de Son Roca a Sindicato; la L12, de Sa Garriga a Nou Llevant; la L24, que une la Antigua Prisión con Nou Llevant; la L29, que conecta Son Espases con Plaça Progrés; la L39, que va de Son Espases al Palacio de Congresos y la L3, del Pont d'Inca a la plaza Joan Carles I --que pasa de 20 a 10 minutos de frecuencia--.

Contador

Más información