Un paciente agrede a dos técnicos sanitarios en Magaluf

Actualizado 27/07/2019 17:44:10 CET
Magaluf
Magaluf - EUROPA PRESS - Archivo

Para leer más

El SAMU 061 y el IB-Salud han condenado "enérgicamente" la agresión

PALMA DE MALLORCA, 27 (EUROPA PRESS)

Un paciente ha agredido en la madrugada de este sábado a dos técnicos sanitarios que le estaban antendiendo durante una intervención en Magaluf (Calvià), según ha informado el Servicio de Atención Médica Urgente (SAMU) 061.

Según ha explicado la conselleria de Salud y Consumo, los dos profesionales han atendido a un hombre de nacionalidad francesa por una posible intoxicación etílica en Magaluf. Durante el traslado en ambulancia el paciente ha comenzado a vomitar y cuando uno de los técnicos se ha acercado para asistirle, éste le ha agredido en el cuello.

En ese momento, el otro técnico ha intervenido para detener la agresión y el hombre le ha propinado una patada en el pecho. Los dos profesionales han solicitado ayuda al Centro Coordinador y finalmente la Guardia Civil ha detenido al agresor. Como consecuencia de esta agresión uno de los técnicos está de baja.

"ENÉRGICA CONDENA"

Tanto el SAMU 061 como el Servicio de Salud (IB-Salut) han condenado "enérgicamente" la agresión y han considerado "inadmisible" agredir a las personas que ayudan. Asimismo, el IB-Salut ha activado el protocolo para estos casos, que prevé asistencia sanitaria y apoyo jurídico y psicológico a los profesionales involucrados.

En este sentido, los dos técnicos sanitarios interpondrán una denuncia contra el agresor mientras que el Govern, mediante la Abogacía de la Comunidad Autònoma, se personará como acusación particular.

El IB-Salut ha señalado que las agresiones a profesionales sanitarios de pacientes que han consumido alcohol de forma abusiva son cada vez "más frecuentes". Además, consideran que el consumo abusivo de alcohol es un problema que se debe abordar desde una perspectiva "transversal", al entender que afecta a la sociedad en su conjunto.

Desde la reforma del Código penal de marzo de 2015, el personal del sistema sanitario público, en el ejercicio de su actividad, es considerado una autoridad pública, por lo que se agravan las penas en caso de agresión, hasta cuatro años de cárcel.