18 de febrero de 2020
 

El PP avisa a Rosario Sánchez de que "es imposible" no caer "en déficits insostenibles" manteniendo el nivel de gasto

Publicado 11/02/2020 18:06:13CET
La consellera de Hacienda y Relaciones Exteriores, Rosario Sánchez, en la comparecencia para exponer la cuenta general de 2018.
La consellera de Hacienda y Relaciones Exteriores, Rosario Sánchez, en la comparecencia para exponer la cuenta general de 2018. - PARLAMENT IB

La consellera defiende la gestión presupuestaria del Govern y destaca que se han ahorrado 42,88 millones desde 2015 renegociando operaciones de deuda

PALMA DE MALLORCA, 11 Feb. (EUROPA PRESS) -

El portavoz adjunto del PP en el Parlament, Antoni Costa, ha avisado este martes a la consellera de Hacienda y Relaciones Exteriores, Rosario Sánchez, de que "es imposible que la Comunidad Autónoma no caiga en déficits insostenibles" si se mantiene el elevado nivel de gasto corriente.

Así lo ha expresado Costa durante la comparecencia de la consellera para informar sobre la cuenta general de 2018, un año que Baleares cerró con 140 millones de déficit, pero dentro de los objetivos de estabilidad marcados para ese año, según Sánchez, que ha defendido la gestión presupuestaria del Govern.

Sin embargo, el diputado del PP ha afirmado que en 2018 "la fiesta fue grande a la hora de gastar", mientras que en los años anteriores se había contenido el gasto. En 2018, el incremento del gasto fue "de un calibre insostenible", ha dicho Costa.

El diputado 'popular' ha expresado su preocupación por la evolución del déficit, ya que Baleares ha pasado "de superávit a déficit", y por la "brutalidad del incremento del gasto" que "ha llevado a un incumplimiento flagrante de las normas de estabilidad".

Igualmente, ha rechazado que pueda imputarse el resultado de 2018 a los gastos puntuales vinculados al pago de sentencias y las medidas extraordinarias por la 'torrentada' de Llevant, y ha advertido a Sánchez de que "le costará mucho controlar este gasto, que es estructural".

Además, el diputado ha defendido que con el nivel de ingresos de los que dispone la Comunidad, "se pueden sanear las cuentas públicas y reducir déficit" y bajar impuestos, pero cree que las medidas que se han tomado "son de un peso muy pequeño".

Tanto la consellera como los partidos del 'Pacte' se han mostrado contrarios a la postura del PP recalcando que es necesario incrementar el gasto para mejorar los servicios públicos. "Usted no quedó saciado de recortes", le ha reprochado la diputada del PSIB María Antonia Truyols.

Además, la consellera ha reivindicado la reforma del sistema de financiación autonómica para mejorar los ingresos de la comunidad y mantener el gasto social, recalcando que Baleares es "la segunda que más aporta y la novena a la hora de recibir".

CS: DEJARON LAS CUENTAS "SIN DINERO EN CAJA"

Por su parte, el diputado de Cs Maxo Benalal ha lamentado que el Govern hable de "gran control" presupuestario. "Lo que nos parece es que cogieron en 2018 unas cuentas con dinero en caja, las dejaron sin dinero en caja y con un enorme déficit".

Benalal ha coincidido con el 'popular' Antoni Costa en que el déficit "es estructural" y ha lamentado la falta de inversiones sustanciales.

Por otro lado, el representante de Vox, Sergio Rodríguez, ha rechazado intervenir señalando que "tener un debate presupuestario con efecto retroactivo no tiene sentido".

42,88 MILLONES DE EUROS AHORRADOS RENEGOCIANDO DEUDA

En su intervención inicial, la consellera Sánchez ha defendido la gestión presupuestaria del Govern en 2018 -año en el que el área de Hacienda estuvo dirigida por Catalina Cladera- y, entre otros datos, ha destacado que desde 2015 se han ahorrado 42,88 millones de euros gracias a la renegociación de operaciones de deuda, al conseguir condiciones financieras más ventajosas. De esta cantidad, 2,74 millones corresponden a 2018.

Sánchez ha señalado que el único objetivo de estabilidad que se excedió en 2018 fue la regla de gasto, un hecho que ha vinculado al pago de sentencias urbanísticas y los costes asociados a las inundaciones del Llevant. También ha indicado que Baleares cerró el año con una deuda pública de 8.721 millones de euros.

Por otro lado, la consellera ha valorado el incremento en el gasto social recalcando que Baleares pasó "de ser la Comunidad con menos gasto social per cápita en 2012 a superar la media".

La cuenta general de 2018 se aprobó el pasado julio y la comparecencia de la consellera para exponerla en comisión debe producirse en los tres meses siguientes, pero se retrasó debido a que coincidió con la tramitación de los Presupuestos Generales de 2020.

Contador