Los Reyes Magos hacen una última parada en el Hospital de Son Dureta donde inundan de regalos a los 75 niños ingresados

Actualizado 06/01/2010 18:53:18 CET

PALMA DE MALLORCA, 6 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los Reyes Magos hicieron esta mañana una última parada en su largo viaje en el Hospital de Son Dureta, donde acompañados por el conseller de Salud y Consumo, Vicens Thomàs, y el director general de este centro, Joan Serra, inundaron, como viene siendo habitual durante los últimos años, de ilusión y regalos a los 75 niños, de entre tres meses y 14 años, que permanecen ingresados en las diferentes plantas del área infantil, especializadas en Oncología, Cirugía-Traumatología y Neumología-Respiratorio.

Así, Melchor, Gaspar y Baltasar llegaron en un pequeño tren a la entrada del hospital palmesano, donde minutos antes un mago hizo las delicias de los más pequeños y de sus padres con divertidos trucos en los que participaron varios niños ingresados en Son Dureta.

Posteriormente, sus Majestades recorrieron las plantas infantiles, comenzando por la tercera de Cirugía-Traumatología, donde visitaron en primer lugar a un niño de ocho años, llamado Said Hadeyen, aquejado de dolores abdominales, quien agradeció a los Reyes el detalle de regalarle el juego de mesa de 'Hundir los barcos'.

El menor, que recibió a Melchor, Gaspar y Baltasar con una amplia sonrisa, reconoció, ante los numerosos medios de comunicación que asistieron a la visita en la habitación 305 del Hospital Son Dureta, que el mejor regalo para él es que se pueda curar lo antes posible para que sea dado de alta.

Posteriormente, sus Majestades se trasladaron a la habitación 312, donde se encontraba ingresado un niño de tres años, llamado José Luis Moreno, quien sufre una fractura de fémur, y que recibió un gran número de regalos, debido a que sus familiares aprovecharon la visita para entregarle todos los detalles que los Reyes Magos les habían dejado en sus casas para él durante la pasada noche. Melchor, Gaspar y Baltasar también tuvieron la deferencia de entregarle un obsequio a un primo menor de edad del niño ingresado, que se encontraba visitándole en la habitación del centro hospitalario.

El conseller de Salud y Consumo recordó que ésta es una tradición que se celebra el Día de Reyes, mediante la cual sus Majestades acuden primero a la residencia general del hospital de Son Dureta y, posteriormente, se trasladan a las plantas infantiles para llevar los regalos a aquellos niños que "no les ha quedado más remedio que estar ingresados". Así, recordó que los médicos siempre intentan que durante esta jornada, todos aquellos menores ingresados que estén en condiciones de poder salir del centro hospitalario, reciban a los Reyes Magos en sus casas.

FACULTAD DE MEDICINA

Tras revelar que los Reyes Magos le han regalado un iPod, una corbata y un libro, titulado 'Indignación', de Roth Philip, se refirió al proyecto de una Facultad de Medicina en Baleares, para el cual se han dado "pasos firmes" durante el 2009 por parte del Govern y el Parlament, por lo que "habrá que ver en los próximos meses si esta iniciativa puede pasar a convertirse de un deseo a una realidad en 2010".

"La UIB y las Consellerias de Salud y Consumo y Educación y Cultura estamos trabajando para que esta Facultad pueda ser una realidad lo antes posible", zanjó Thomàs.