Actualizado 03/01/2022 10:39 CET

La situación anticiclónica sigue pero un cambio situará la llegada de los Reyes en un escenario de "pleno invierno"

Archivo - Intervalos nubosos en el cielo.
Archivo - Intervalos nubosos en el cielo. - EUROPA PRESS - Archivo

PALMA, 3 Ene. (EUROPA PRESS) -

La situación anticiclónica se mantendrá sobre Baleares a lo largo de este lunes y este martes pero un empeoramiento de la situación a mitad de la semana situará la llegada de los Reyes Magos en un contexto regreso al pleno invierno y con posibilidad de nevadas en las cimas de la Serra de Tramuntana.

Según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología, la situación anticiclónica de los días pasados que está dejando brumas y nubes bajas pero temperaturas suaves se mantendrá a lo largo de este lunes y este martes.

Para este lunes, la Aemet prevé temperaturas máximas de unos 16 grados, presencia todavía de brumas y nubes bajas y sol únicamente en las cumbres de la Serra de Tramuntana. El viento soplará flojo del sur.

La situación mejorará ligeramente este martes y aunque se mantendrán las brumas especialmente en la primera mitad del día habrá más ratos de sol y un ascenso leve del mercurio.

Sin embargo, para el miércoles se espera un cambio de la situación con la entrada de un frente que, aunque se espera poco activo, podría dejar precipitaciones en Menorca y el norte de Mallorca.

El regreso del "pleno invierno", según la Aemet empezará a notarse a partir de la tarde y la noche del miércoles, víspera de Reyes, con el viento que girará a noreste y las temperaturas máximas en los 12 grados.

El jueves se mantendrá la influencia del frente y las nubes y las lluvias, aunque débiles, serán las protagonistas. La cota de nieve se situará en torno a los 900 metros.

Contador