Publicado 26/06/2020 16:25:50 +02:00CET

El STEI Intersindical critica que el IMAS "recorta" en derechos laborales y normalización lingüística

PALMA DE MALLORCA, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

El STEI Intersindical ha criticado este viernes que una modificación del pasado 20 de junio del Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales (IMAS) "recorta" en derechos laborales y normalización lingüística, afectando a alrededor de 340 trabajadores de la institución.

Según ha indicado el sindicato en un comunicado, esta modificación "supondrá uno de las primeros grandes recortes de derechos que ejecuta el gobierno progresista de Javier de Juan y Catalina Cladera".

De acuerdo con el STEI Intersindical, esta modificación supone rebajar el nivel de catalán del B2 al B1 al colectivo del personal técnico auxiliar de enfermería y "la imposibilidad de reclasificar profesionalmente este colectivo en un grupo superior, al tiempo que ignora el reconocimiento económico que ello supondría para estos profesionales".

"RETROCESO EN LA NORMALIZACIÓN LINGÜÍSTICA"

El STEI Intersindical ha lamentado así "el profundo retroceso en normalización lingüística que supone" y "el derroche de los recursos destinados en la anterior legislatura para dinamizar lingüísticamente el IMAS".

"Supondrá desmotivar al personal que se ha esforzado los últimos años para alcanzar niveles de competencia lingüística superiores y atropellar a los derechos lingüísticos de las personas usuarias de las residencias de mayores", han finalizado.

Contador

Para leer más

Lo más leído

  1. 1

    Elena Rodríguez se aleja de los problemas de su hija Adara y se va de vacaciones

  2. 2

    La Reina Letizia aparca las alpargatas en su visita a La Rioja y vuelve a sus adorados stilettos

  3. 3

    Jesús Janeiro, primera reacción tras las imágenes comprometidas junto a su mujer

  4. 4

    La OMS dice que es "muy improbable" que los países puedan erradicar el coronavirus en estos momentos

  5. 5

    Muere el conductor de autobús agredido en Bayona por negarse a llevar pasajeros sin mascarilla ni billete