Publicado 30/04/2020 10:27:14 +02:00CET

Vicepresidencia elabora un plan de seguridad propio para garantizar el inicio del desconfinamiento

El vicepresidente y conseller de Transición Energética y Sectores Productivos, Juan Pedro Yllanes, y el director general de Comercio, Miquel Pinyol, durante la reunión sectorial telemática que han mantenido con el Ministerio de Industria
El vicepresidente y conseller de Transición Energética y Sectores Productivos, Juan Pedro Yllanes, y el director general de Comercio, Miquel Pinyol, durante la reunión sectorial telemática que han mantenido con el Ministerio de Industria - CAIB

PALMA DE MALLORCA, 30 Abr. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente y conseller de Transición Energética y Sectores Productivos, Juan Pedro Yllanes, ha reclamado al Ministerio de Industria, Comercio y Turismo la necesidad de disponer de unos planes de seguridad antes de día 4 de mayo a fin de garantizar todo el proceso de desescalada. En caso de no tenerlos, Vicepresidencia ha asegurado que se aplicarán los que se han elaborado desde la Dirección General de Comercio.

Así lo han trasladado este jueves el vicepresidente del Govern y el director general de Comercio, Miquel Pinyol, durante la reunión sectorial telemática que han mantenido con el Ministerio para establecer cómo se aplicará la desescalada a las diferentes actividades comerciales de las Islas y elaborar los planes de seguridad necesarios para el desconfinamiento en el sector comercial.

Según lo anunciado por el Gobierno central, las islas de Mallorca, Menorca e Ibiza entrarán en Fase 0 de del próximo lunes 4 de mayo. Durante esta fase el comercio minorista -locales de menos de 300 metros cuadrados- y los servicios como las peluquerías podrán abrir y recibir clientes con cita previa.

Las personas mayores, como colectivo vulnerable, tendrán preferencia y, siempre que la atención implique un contacto en el que se pueda garantizar la distancia de seguridad. El encargado de prestar el servicio deberá llevar obligatoriamente mascarilla y guantes. Asimismo, el Govern ha recomendado el uso de mascarillas habitualmente fuera del domicilio, especialmente en los espacios cerrados.

Por su parte, Formentera iniciará el próximo lunes la Fase 1 que incluye la reapertura de los comercios de forma generalizada bajo estrictas condiciones de seguridad para evitar aglomeraciones. Las terrazas de los bares también lo podrán hacer, pero únicamente al 30 por ciento de su aforo.

PETICIONES AL MINISTERIO DE INDUSTRIA

Vicepresidencia ha solicitado que se destinen ayudas directas a los pequeños comercios para que puedan hacer frente al coste de mamparas, EPIs o limpiezas especiales, a fin de poder adaptarse a las medidas de seguridad extraordinarias provocadas por el COVID-19.

También se ha pedido que se regulen los descuentos durante el periodo de rebajas para evitar que las ofertas de las grandes superficies comerciales afecten al pequeño comercio. Asimismo, se ha reclamado que se permitan abrir lineales de primera necesidad a los supermercados ya abiertos y también la reapertura de ferreterías y de establecimientos de flores y plantas para dar salida a la producción local de un producto perecedero.

NUEVA LÍNEA DE AYUDAS

Según la Conselleria de Transición Energética, durante la reunión también se ha informado que se reorientarán las líneas de actuación previstas en el convenio entre el Ministerio y la Cámara de Comercio de España y se incluirá una nueva línea de ayudas para el pequeño comercio de todo el Estado de 6 millones de euros, procedentes de fondos Feder.

En concreto, se destinará a la elaboración de diagnósticos para mejorar el negocio y también para tomar acciones de reactivación directa al consumo, a través de las cámaras de comercio local. Además, desde la Cámara de Comercio de España se llevará a cabo una campaña de reactivación del comercio a través de las redes sociales entre una el 11 y el 15 de mayo.

También se ha acordado que durante el Estado de Alarma, el barómetro del CIS incluirá todas las cuestiones referentes al consumo y la desescalada con el objetivo de monotonitzar las medidas de reactivación.