Actualizado 19/01/2021 16:52 CET

Las 15 principales crisis humanitarias que marcarán 2021

Las 15 principales crisis humanitarias que marcarán 2021
Las 15 principales crisis humanitarias que marcarán 2021 - EUROPA PRESS

   MADRID, 16 Ene. (EDIZIONES) -

   En los últimos años, conflictos, desastres naturales y los efectos del cambio climático, entre otros aspectos, han hecho que el número de personas necesitadas de asistencia humanitaria haya aumentado. La grave crisis socioeconómica desencadenada por la pandemia de coronavirus no ha hecho sino exacerbar estos datos hasta el punto de que una de cada 33 personas en todo el mundo necesitarán algún tipo de ayuda en 2021.

   En total, la ONU estima que hay 235,4 millones de personas necesitadas de asistencia humanitaria, frente a los 168 millones que había al inicio de 2020. Para poder atender a los 160 millones más vulnerables en 56 países ha solicitado una cifra récord de más de 35.100 millones de dólares. Durante el último año, los donantes contribuyeron con un récord de 17.000 millones, lo que cubrió el 70 por ciento de los fondos solicitados.

   A continuación repasamos, por orden alfabético, las 15 crisis humanitarias a las que hay que prestar atención:

   - Afganistán:

   El acuerdo alcanzado en febrero entre los talibán y Estados Unidos y el posterior inicio de conversaciones de paz entre el grupo insurgente y el Gobierno afgano no ha hecho remitir del todo la violencia, puesto que aún no se ha pactado un alto el fuego bilateral y en el país también opera Estado Islámico.

   En la actualidad hay 18,4 millones de personas necesitadas de ayuda, casi la mitad de la población y cuatro veces más que hace cuatro años. La ONU ha solicitado 1.300 millones para atender a los 15,7 millones más vulnerables, un dato que contrasta con los 2,3 millones que había en esa situación en 2017.

NRC / Enayatullah Azad

   - Camerún:

   El país se enfrenta a una doble amenaza, la de los yihadistas en el Extremo Norte bañado por el lago Chad y la de los separatistas anglófonos en el oeste. Como resultado hay 4 millones de personas necesitadas de asistencia humanitaria. En el primero de los escenarios, el recrudecimiento de los ataques en los últimos meses ha provocado que haya 560.000 desplazados, frente a los 72.000 que había en octubre de 2019.

   En las dos regiones de mayoría anglófona, el conflicto entre las fuerzas de seguridad y los separatistas que comenzó en octubre de 2017 ha provocado ya más de un millón de desplazados. Los separatistas han puesto en particular en el punto de mira la educación, atacando escuelas y profesores, lo que ha dejado a unos 70.000 niños sin clase. La ONU pide 360 millones de dólares para atender a 2,4 millones de personas.

NRC / Ingeborg Karstad

   - Centroamérica:

   La región se enfrentaba a graves problemas alimentarios en el llamado Corredor Seco --que abarca zonas de El Salvador, Guatemala y Honduras-- ya antes de los estragos causados por el paso en un lapso de dos semanas de dos potentes huracanes, 'Eta' e 'Iota', que causaron estragos en particular en Honduras y que también han afectado a otros países como Nicaragua.

   Los dos huracanes dejaron unos 7,3 millones de afectados en la región, en la que solo en Honduras y Guatemala la ONU estima que había ya unos 4,6 millones de personas necesitadas antes de esta catástrofe y el coronavirus. Si al impacto socioecónomico que la pandemia se suma la persistente violencia a manos de las pandillas, cabe esperar que en 2021 ---en particular una vez Joe Biden tome posesión como presidente en Estados Unidos-- vuelvan a producirse caravanas multitudinarias de migrantes hacia el norte, pasando por México.

Seth Sidney Barry / Sopa / Dpa

   - Etiopía:

   El segundo país más poblado de África ha registrado en el último año un aumento de la violencia de carácter étnico que tuvo su culminación en el conflicto que estalló a principios de noviembre en Tigray, entre el hasta entonces partido gobernante en esa región del norte del país y el Gobierno. A falta de una evaluación completa de la situación en el terreno, como resultado de los problemas de acceso, se sabe que hay decenas de miles de desplazados y más de 55.000 etíopes se han refugiado en Sudán.

   Según la ONU, en los tres últimos años unos 3 millones de personas se han visto desplazadas por conflictos, si bien muchas de ellas ya han retornado. Para 2021, la previsión es que hay 21,3 millones de personas que necesitan ayuda, incluidos los millones afectados por inundaciones y sequías además de las langostas del desierto, por lo que se han pedido 1.500 millones de dólares para atender a 16,3 millones de personas.

UNOCHA

   - Lago Chad:

   La violencia a manos de Boko Haram y de su escisión, Estado Islámico en África Occidental (ISWA), no remite en los países bañados por el lago Chad, en particular en Nigeria, país donde comenzó la insurgencia hace ya una década. En total, unos 12,5 millones de personas están afectadas por esta crisis en Nigeria, Níger, Chad y Camerún, mientras que la violencia ha provocado casi 2,9 millones de desplazados y más de 250.000 refugiados.

   Una de las consecuencias de la violencia, en conjunción con los efectos del cambio climático, es la inseguridad alimentaria, con 5,3 millones de personas con problemas para garantizar su sustento, 4,3 millones de ellas en Nigeria, y unos 500.000 en riesgo de desnutrición aguda.

WFP / Oluwaseun Oluwamuyiwa

   - Mozambique:

   La violencia yihadista que comenzó en octubre de 2017 y que desde mediados de 2019 ha venido reivindicando Estado Islámico en África Central (ISCA) se ha intensificado desde marzo, con los terroristas haciéndose con el control de algunas localidades. Como consecuencia de ello, el número de desplazados se ha multiplicado hasta alcanzar los 530.000, frente a los 110.000 que había en marzo.

   En total, la ONU estima que hay unos 1,3 millones de personas afectadas por el conflicto, incluidas las comunidades de acogida en las que se encuentran la gran mayoría de los desplazados en una región, la de Cabo Delgado, de las más pobres del país. En este sentido, y en previsión de que la situación se va a seguir deteriorando, ha solicitado 254,4 millones de dólares con los que espera atender a 1,1 millones de personas.

WFP / Falume Bachir

   - República Centroafricana (RCA):

   La situación se ha deteriorado en la recta final de 2020 en RCA, que buscaba con las elecciones del 27 de diciembre consolidar el acuerdo de paz firmado entre el Gobierno y catorce grupos rebeldes en febrero de 2019. Seis de estos grupos armados han lanzado una nueva rebelión, que ha tomado varias localidades en su avance hacia la capital y provocado al menos 30.000 refugiados y decenas de miles de desplazados desde mediados de diciembre.

   La estimación de la ONU, antes del actual estallido de violencia, era que en 2021 habría 2,8 millones de personas necesitadas de asistencia. Además, el año concluyó con 630.000 centroafricanos refugiados en otros países de la región y otros 630.000 desplazados dentro del país. Para este año se han solicitado 444,7 millones de dólares.

OCHA / Ambroise Kombo

   - República Democrática del Congo (RDC):

   El país consiguió dejar atrás en 2020 dos brotes de ébola, pero no así la violencia, persistente desde hace décadas en el este, donde operan decenas de grupos armados. En total, hay 19,6 millones de personas necesitadas de ayuda y 5,2 millones de desplazados internos, la cifra más alta de África, de los que 1,7 millones abandonaron sus hogares en el último año.

   Según la ONU, unos 21,8 millones de personas se enfrentan a inseguridad alimentaria aguda, el nivel más alto a nivel mundial y hay unos 3,4 millones de niños de menos de 5 años seriamente desnutridos. Así las cosas, para 2021 se han solicitado 2.000 millones de dólares con los que se espera atender a 9,6 millones de personas.

Pablo Garrigos / MSF

    - Crisis rohingyas:

Unos 860.000 refugiados rohingyas residen en la región de Cox's Bazar, en Bangladesh, tras huir de su Birmania natal mayoritariamente en 2017, sin que por ahora parezca posible su retorno. Las condiciones en los campos de refugiados distaban mucho de ser las idóneas antes de la pandemia, pero esta provocó además una reducción en la asistencia humanitaria con vistas a evitar los contagios.

En este contexto, las autoridades de Bangladesh procedieron a finales de diciembre a iniciar el traslado de algunos refugiados rohingyas a una isla en el golfo de Bengala. El plan es reasentar en los refugios instalados a unos 100.000 rohingyas. Para atender las necesidades tanto de los refugiados como de las comunidades de acogida, en total unos 1,3 millones de personas, la ONU solicita 954 millones de dólares.

Sanali Chakma / Save the Children

   - Sahel:

La acciones de las filiales de Al Qaeda y Estado Islámico en el Sahel junto con la violencia intercomunitaria que estos han contribuido a fomentar y la respuesta militar de los Gobiernos de Malí, Burkina Faso y Níger ha provocado una crisis humanitaria que se agrava de forma sostenida.

Actualmente hay casi 11 millones de personas necesitadas de ayuda en estos tres países, en particular en la zona fronteriza que comparten, así como 5,7 millones de personas con serios problemas para garantizar sus alimentos. La violencia ha forzado el desplazamiento de 1,5 millones de personas, con Burkina Faso como el país más afectado, con un millón de desplazados. También hay ya más de 123.000 desplazados.

CICR

   - Siria:

El conflicto en Siria cumplirá en marzo diez años, sin que por ahora haya una solución a la vista. Aunque el Gobierno ha recuperado el control de buena parte del territorio, en el país hay 13 millones de personas necesitadas de asistencia, según la ONU, que pide 4.200 millones de dólares para 2021. La situación es especialmente preocupante en el noroeste, último reducto bajo control rebelde, donde viven unos 3 millones de personas, en su mayoría desplazados llegados de otras partes del país.

Además, la guerra ha provocado una grave crisis regional, puesto que unos 5,5 millones de sirios han buscado refugio en los países vecinos, con Turquía como principal país receptor --es el país con más refugiados a nivel mundial-- pero Líbano como el país más afectado, ya que atraviesa una grave crisis económica y los refugiados representan casi una cuarta parte de su población. Para atender las necesidades de los refugiados sirios y quienes les acogen la ONU solicita 5.800 millones.

Abdul Majeed Al Qareh / MSF

   - Somalia:

Al tradicional cóctel de violencia y desastres naturales --tanto sequías como inundaciones-- se ha sumado en el último año en Somalia la plaga de langostas del desierto, la peor en 25 años, además de la pandemia. Además, el contexto político se ha complicado y el país vive pendiente de la elección del nuevo Parlamento y al presidente, en un proceso que se ha retrasado.

El resultado es que para 2021 se estima que hay 5,9 millones de personas necesitadas de ayuda, frente a los 4,2 millones que había en 2019. El número de desplazados internos se eleva ya a 1,2 millones, el más alto en tres años. Para afrontar el cúmulo de necesidades en el país, la ONU solicita 1.100 millones de dólares.

Ismail Taxtas / CICR

   - Sudán del Sur:

El país más joven del mundo no termina de levantar cabeza pese al acuerdo de paz de 2018 y la formación del Gobierno de unidad el pasado febrero. Unos dos tercios de la población, 7,5 millones de personas, necesitan algún tipo de asistencia, con unos 1,6 millones de desplazados internos.

Durante 2020, las graves inundaciones afectaron a más un millón de personas, mientras que la persistente violencia de carácter comunitario y étnico se saldó con más de 1.500 muertos solo en la primera mitad del año. En Sudán del Sur preocupa también la inseguridad alimentaria, con unos 5,8 millones en esta situación y un riesgo real de hambruna en algunas zonas del país. Para cubrir las necesidades de los 5,6 millones de sursudaneses más vulnerables la ONU pide 1.500 millones de dólares este año.

OCHA / Anthony Burke 

   - Venezuela:

En Venezuela, la conjunción de una grave crisis económica, marcada por la hiperinflación, y una grave crisis política, desencadenó una crisis humanitaria sin precedentes que ha dejado a 7 millones de venezolanos necesitados de asistencia en el país y a varios millones enfrentados a inseguridad alimentaria. Para atender a quienes más lo necesitan dentro del país, la ONU pide 762,5 millones de dólares este año.

Además, la situación ha empujado a 5,5 millones de venezolanos a abandonar el país en los últimos años, una cifra que se espera que alcance los 6 millones en 2021. Aunque la pandemia ha empujado a unos 130.000 venezolanos a regresar, la mayoría de quienes han huido permanecen en los países de la región, principalmente en Colombia, en unas condiciones aún más complicadas. Para atenderles a ellos y a las comunidades que les acogen, Naciones Unidas solicita 1.400 millones de dólares.

2020 Getty Images / Carlos Becerra

   - Yemen:

Yemen se mantiene un año más como la mayor crisis humanitaria a nivel mundial, sin que durante 2020 se hayan registrado mejoras debido a un recrudecimiento del conflicto que deja hasta el momento unos 233.000 muertos, entre ellos 131.000 por causas indirectas como la falta de comida, de servicios sanitarios e infraestructuras.

En total hay unos 24,3 millones de personas necesitadas de asistencia, de los 29,8 millones de habitantes con que cuenta el país, y la falta de fondos ya provocó en 2020 una reducción de los programas de asistencia, lo que amenaza con deteriorar aún más la situación, habida cuenta de la grave inseguridad alimentaria y la falta de instalaciones sanitarias. Para 2021, la ONU quiere recabar 3.400 millones de dólares para atender a hasta 19 millones de yemeníes.

Hani al Ansi / Dpa