Actualizado 14/03/2014 18:53 CET

El abogado de Hipólito Mora dice que su detención responde a una decisión política

El líder de las autodefensas de La Ruana, Hipólito Mora.
REUTERS

MÉXICO DF, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

El abogado de Hipólito Mora, Eduardo Quintero, ha manifestado este viernes que la decisión de enviar al líder de los grupos de autodefensa de Michoacán a prisión responde a una decisión política, pues no existe prueba alguna que le implique en la participación de un doble homicidio, por el cual ha sido presentado ante la Justicia.

"La Fiscalía trata de pacificar a la población de La Ruana haciendo comparecer ante la Justicia a Hipólito Mora", ha asegurado su abogado, quien ha informado de que el juez encargado del proceso tendrá un plazo de 72 horas para definir la situación del líder de las autodefensas".

Quintero ha explicado que ha tenido acceso a los informes previos del caso de doble asesinato por el que se inculpa a su cliente y ha asegurado que "los testimonios carecen de valor" pues están basados en suposiciones y opiniones.

Mora, quien estará recluido en el centro penitenciario Mil Cumbres de Morelia en Michoacán durante los tres próximos días, ha sido acusado de haber participado en los asesinatos de Rafael Sánchez Mena, alias 'El Pollo', y de José Luis Torres, conocido como el 'El Niño'.

El argumento de Quintero justificando la detención de Mora como una cuestión política que venga a pacificar la situación en la localidad de La Ruana, vendría como consecuencia del reciente enfrentamiento que su cliente mantuvo esta semana, aunque el origen data de un año, con Luis Antonio Torres, conocido como 'El Americano', con quien se disputa el municipio de Buenavista.

La reciente y beligerante actitud de la facción de 'El Americano', que acabó con la expulsión de Mora de La Ruana, también podría estar motivada por el asesinato de 'El Pollo', con quien Torres habría estado relacionado, pese a su supuesta implicación con la banda criminal de 'Los Caballeros Templarios'.

CRISIS EN MICHOACÁN

Michoacán vivió a principio de año una de sus peores crisis de seguridad, a raíz de que los grupos de autodefensa asaltaran Apatzingán, dando lugar a tiroteos, saqueos e incendios, incluso en la Alcaldía, que se saldaron con la muerte de una persona.

A partir de ese momento, las también llamadas policías comunitarias irrumpieron en otras muchas localidades, lo que obligó al Gobierno de Enrique Peña Nieto a desplegar a las fuerzas federales y a crear el cargo de comisario federal de Seguridad de Michoacán.

El objetivo de los grupos de autodefensa michoacanos es expulsar de la zona a Los Caballeros Templarios, que se han instalado en este estado para controlar este importante punto de la ruta de la droga hacia Estados Unidos, con el consecuente aumento de la violencia.

En el último año se han multiplicado los grupos de autodefensa, sobre todo en las zonas rurales de México, con el único objetivo de erradicar el crimen organizado, según dicen, ante la pasividad de las autoridades y las fuerzas de seguridad.