Publicado 30/01/2019 23:12CET

ACNUR alerta de un posible aumento de la retórica contra los migrantes de cara a las europeas

Filippo Grandi
REUTERS / DENIS BALIBOUSE - Archivo

BRUSELAS, 30 Ene. (Reuters/EP) -

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) ha alertado este miércoles de un posible aumento de la retórica contra los migrantes de cara a las elecciones al Parlamento Europeo que se celebrarán en mayo, pese al descenso de las llegadas de migrantes al continente en 2018, que alcanzaron un mínimo en los últimos cuatros.

Cerca de 139.300 refugiados y migrantes llegaron a Europa en 2018, según el balance del organismo, por debajo de los 172.000 de 2017, los 360.000 de 2016 y los más de un millón en 2015, cuando Europa hizo frente al mayor flujo de refugiados desde la Segunda Guerra Mundial.

El director del organismo, Filippo Grandi, ha dicho que la politización de la migración ha hecho imposible que los países acepten siquiera a pequeños grupos de refugiados y ha agregado que es poco probable que la situación cambie de cara a los comicios.

"Preveo una exacerbación de esa retórica en los próximos meses, desafortunadamente", ha manifestado, en declaraciones a la agencia de noticias Reuters. Está previsot que los partidos populistas y euroescépticos logren buenos resultados.

Así, Grandi ha sostenido que incluso las agencias y organizaciones humanitarias son conscientes de que esta retórica ha permitido ganar votos a determinados políticos, si bien ha destacado que podrían alcanzarse compromisos en la materia tras las elecciones.

"A fin de cuentas va en favor de los intereses de todos, incluidos estos líderes (populistas), lograr soluciones", ha recalcado. Los partidos de este corte en Polonia, Italia y Hungría esperan lograr una mayor representación.

Horas antes, ACNUR indicó que seis personas murieron cada día en el Mediterráneo en su intento de llegar hasta Europa en 2018, un año en que las llegadas se redujeron con respecto al año anterior, especialmente en Italia, si bien aumentaron en el caso de España, pero el porcentaje de víctimas aumentó.

En total, 2.275 personas perdieron la vida o desaparecieron en el Mediterráneo en 2018, una cifra que es muy inferior a los 3.139 muertos de 2017 y algo menos de la mitad del récord de 5.096 muertos que se contabilizaron en 2016.

Así, uno de cada 51 migrantes y refugiados que se echaron al mar para intentar alcanzar las costas europeas fracasaron en su intento, según se desprende del informe 'Travesías desesperadas' publicado este miércoles por ACNUR.