ACNUR insta a otros países a seguir el ejemplo de Níger y Ruanda y aceptar a refugiados atrapados en Libia

Publicado 13/09/2019 11:19:29CET
Programa de retorno voluntario de migrantes desde Libia
Programa de retorno voluntario de migrantes desde LibiaORGANIZACIÓN INTERNACIONAL PARA LAS MIGRACIONES

La OIM ha completado esta semana el retorno voluntario a sus países de 127 migrantes, entre ellos diez niños

MADRID, 13 Sep. (EUROPA PRESS) -

Los últimos acuerdos de agencias de la ONU con Níger y Ruanda para la reubicación de refugiados atrapados en Libia deberían servir como ejemplo de solidaridad a otros países para que también "den un paso al frente" y "ofrezcan soluciones", en palabras del Alto Comisionado para los Refugiados (ACNUR), Filippo Grandi.

Un acuerdo entre la Unión Africana y Ruanda sentó esta semana las bases de un mecanismo de evacuación de migrantes desde Libia, pero más de 3.600 refugiados y solicitantes de asilo siguen en centros de detención en el país norteafricano, muchos de ellos en riesgo de sufrir abusos graves o incluso morir por los bombardeos indiscriminados. A principios de julio, más de 50 migrantes murieron por un ataque contra el centro de detención de Tajoura, a las afueras de Trípoli.

"En este momento clave, en el que las personas están en medio del creciente conflicto y muchos sufren condiciones atroces bajo custodia, los refugiados y solicitantes de asilo necesitan esperanza y soluciones concretas", ha subrayado Grandi, que ha lanzado un llamamiento "urgente" para que la comunidad internacional se movilice.

Ruanda y Níger, ha añadido, "están demostrando discretamente una responsabilidad real" a la hora de proteger a estas personas vulnerables. Grandi ha advertido de que "deberían ser una inspiración para todos", por lo que ha propuesto por ejemplo la creación de corredores humanitarios que favorezcan la evacuación desde Libia.

El acuerdo suscrito esta semana permitirá la próxima evacuación de un primer grupo de 500 refugiados a Ruanda, entre ellos niños y jóvenes en situación de riesgo, mediante un programa basado en una aceptación voluntaria por parte de los beneficiarios, que también seguirán recibiendo la ayuda de ACNUR una vez estén en territorio ruandés.

LA OIM HA GESTIONADO MÁS DE 7.200 RETORNOS

La ONU también desarrolla, a través principalmente de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), un programa de retorno voluntario gracias al cual esta semana han regresado un total 127 migrantes, entre ellos diez niños, a sus respectivos países de origen. Estas personas volaron en primer lugar a Estambul y, desde aquí, fueron repartidos en quince países de África y Asia.

En lo que va de año, más de 7.200 migrantes se han acogido a este programa. "Proporcionar a los migrantes atrapados que quieren volver a casa una salida segura y digna es una de nuestras principales prioridades, especialmente tras la escalada del conflicto en la capital", ha explicado el responsable de operaciones de la OIM en Libia, Ashraf Hassan, en un comunicado.

Amina es una de estas personas, contenta de poder "ver a la familia de nuevo". "Tengo pensado volver a clase, terminar mis estudios y cuidar de mi hijo", cuenta esta joven madre.

Contador

Para leer más