Publicado 24/07/2020 18:16:07 +02:00CET

ACNUR refuerza su ayuda de emergencia a migrantes venezolanos en Brasil, "desproporcionadamente afectados" por la COVID

Migrantes venezolanos en Brasil durante la pandemia de coronavirus
Migrantes venezolanos en Brasil durante la pandemia de coronavirus - ACNUR

MADRID, 24 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) ha informado este viernes de que ha tenido que reforzar su respuesta de emergencia para los refugiados e inmigrantes venezolanos en Brasil, puesto que se han visto "desproporcionadamente afectados" por la pandemia de coronavirus.

Brasil es el segundo país del mundo y el primero de América Latina en número de contagios, con más de dos millones de personas infectadas de coronavirus, incluidas más de 84.000 víctimas mortales. A su vez es uno de los principales receptores de los más de cinco millones de venezolanos que han abandonado su país en los últimos años, con más de 345.000.

ACNUR ha explicado que tanto los migrantes venezolanos, indígenas incluidos, como sus comunidades de acogida "se han visto desproporcionadamente afectados" por la crisis sanitaria y sus consecuencias socioeconómicas.

"Si bien se desconoce el número total de refugiados que han contraído el virus en Brasil, (...) ACNUR tiene conocimiento de al menos 19 muertes relacionadas con la COVID-19 entre refugiados, de las cuales nueve eran indígenas venezolanos", ha indicado.

Por ello, la agencia de la ONU ha aumentado su apoyo a estas personas con el fin de "ayudar a mitigar la amenaza del virus entre refugiados, inmigrantes y las comunidades locales que les acogen, proporcionando infraestructura para fortalecer el sistema nacional de salud, asistencia en efectivo, artículos de higiene e información vital".

Desde el pasado mes de marzo ha estado apoyando a un hospital de emergencia en Boa Vista, la capital del estado de Roraima, en la frontera con Venezuela. Hasta ahora, 625 venezolanos y muchos brasileños, incluidos indígenas, han recibido atención médica allí, de las cuales más de 570 personas se han recuperado, pero 20 han muerto.

ACNUR ha destacado que "este hospital también cuenta con personal de salud venezolano que ha contribuido a los esfuerzos para salvar vidas, utilizando su experiencia y habilidades, uniéndose a sus pares brasileños".

Asimismo, ha abordado "las crecientes necesidades humanitarias y de salud entre los refugiados que viven en las calles y en alojamientos superpoblados y en condiciones insalubres en las regiones del norte de Brasil.

En Amazonas, uno de los estados brasileños más castigados por el coronavirus y con una gran población indígena, ACNUR y sus socios han ayudado a las autoridades locales a reubicar a más de 170 indígenas venezolanos en unas instalaciones más seguras en términos sanitarios.

Además, "en un esfuerzo por limitar la propagación y el impacto del virus, ACNUR está mejorando los esfuerzos de sensibilización de la comunidad, incluso a través de campañas de información y sesiones de información preventiva en los diferentes idiomas indígenas".

DINERO Y ALOJAMIENTO

Otra de las iniciativas de la agencia de la ONU consiste en entregar dinero en efectivo a "las personas más vulnerables", como madres solteras, "a medida que las condiciones socioeconómicas empeoran". Ya ha repartido 325.000 dólares entre más de 3.000 refugiados y solicitantes de asilo.

Sin embargo, ha advertido de que, "debido a los recursos limitados y las necesidades que crecen exponencialmente, ACNUR solo puede proporcionar asistencia en efectivo al 24 por ciento de las personas evaluadas como necesitadas".

Ante la llegada del invierno, "que agrava dramáticamente la vulnerabilidad de las poblaciones desplazadas", ACNUR también ha proporcionado alojamiento y ha distribuido ropa de abrigo, colchones, hamacas y kits de limpieza e higiene, entre otras cosas.

Contador