Afganistán.- Regresan a Afganistán 1.400 piezas de mueso que permanecían hasta ahora en Suiza

Actualizado 17/03/2007 15:06:08 CET

KABUL, 17 Mar. (EP/AP) -

Más de 1.400 piezas que permanecían en Suiza desde 1999 para protegerlas de los talibán y los saqueos regresaron por fin hoy a Kabul para ser entregadas al Museo Nacional de Afganistán. La colección fue recopilada en Suiza por exiliados afganos que pretendían preservar su herencia cultural de los constantes conflictos que vivía el país.

Entre las piezas devueltas a Afganistán se encuentra una piedra que se cree que pudo haber estado en manos de Alejandro Magno, entre otros objetos de miles de años de antigüedad. La colección, cuya pieza más antigua está fechada hace 3.500 años, recoge objetos relacionados con los diferentes imperios que dominaron Afganistán en el pasado, explicó el director del Museo Afganistán de Bubendorf (Suiza), Paul Bucherer. Este museo, que recibió a unos 50.000 visitantes desde que se inauguró, en 2000, se encuentra ahora cerrado.

El contenedor de transporte que portaba la colección llegó ayer viernes a Kabul, y hoy sábado fue al fin abierto en el Museo Nacional de Afganistán.

"Me siento liberado de mi tarea al entregar estas 1.423 piezas", afirmó Bucherer. El director del museo suizo y funcionario afganos participaron en una ceremonia oficial celebrada ante el museo de Kabul en la que se abrió el contenedor y uno de los objetos de la colección fue depositada en un expositor. Se trata de una pequeña estatua de un Buda procedente del valle de Bamiyán, el mismo lugar donde los talibán demolieron dos estatuas gigantes de Buda hace seis años.

Otra de las piezas devueltas a las autoridades afganas es una piedra procedente de la ciudad de Ai Janum, localidad del norte del país fundada por Alejandro Magno hace 2.300 años. Un búho grabado en la propia piedra representa a la ciudad de Atenas, explicó Bucherer.

"Esta pieza representa el vínculo entre Europa y Afganistán. Esta piedra fue hallada en Ai Janum y, según tengo entendido, formaba parte de la piedra fundacional de la propia ciudad", afirmó. "Sabemos fehacientemente que fue tocada por el propio Alejandro Magno".

El Museo Nacional de Afganistán, fundado en 1930, fue saqueado y dañado de forma deliberada durante el régimen islamista radical de los talibán. El edificio pudo reabrirse tras un arduo trabajo de restauración y reconstrucción en octubre de 2004.

Las autoridades afganas presentaron una petición oficial de retorno ante la UNESCO el pasado verano, una decisión que fue finalmente adoptada tras constatar las autoridades afganas e internacionales que Kabul es lo suficientemente segura.

"Espero que estos objetos contribuyan a la identidad de Afganistán. La paz en Afganistán sólo puede conseguirse a través de la cultura, una cultura que tuvo un papel enorme en las épocas anteriores", explicó.