Actualizado 29/09/2008 13:14 CET

Los afines a Lukashenko logran todos los diputados en las elecciones legislativas de ayer

Reuters

MOSCÚ, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de la Comisión Electoral bielorrusa, Lidia Yermoshina, reveló hoy que la oposición no logró ni un solo diputado para el Parlamento en las elecciones legislativas de ayer, consideradas una prueba para la pluralidad democrática del país.

"Ninguno de los opositores ha conseguido entrar en el Parlamento", afirmó Yermoshina en declaraciones recogidas por la agencia de noticias rusa RIA Novosti. Los resultados preliminares indican que 99 de los 110 escaños ya han sido adjudicados a candidatos afines al actual presidente del país Alexander Lukashenko (en la imagen), explicó.

Yermoshina reveló también que la participación fue del 75,3 por ciento. Los resultados oficiales, sin embargo, no serán publicados hasta el próximo 3 de octubre.

La responsable de la Comisión Electoral afirmó que la oposición no ha logrado representación parlamentaria porque "los votantes temen perder lo que tienen" en un cambio radical, ya que, si la oposición llega al poder, podría "interrumpirse su existencia tranquila y cómoda".

El Gobierno Lukashenko, calificado desde Washington como el "último dictador de Europa", sacó a varios opositores de prisión y permitió la presentación de unos 70 candidatos opositores para intentar dar legitimidad a los comicios, ya que ni la UE ni Estados Unidos reconocen los resultados de las votaciones en Bielorrusia desde 1996.

El propio Lukashenko indicó que espera que los observadores europeos den su visto bueno a los comicios y reconozcan que son libres y justos. Tras depositar su papeleta, el presidente bielorruso afirmó que espera que no haya pegas y "Occidente reconozca a Bielorrusia".

Uno de los líderes opositores, Alexander Kozulin, afirmó, por su parte, que sólo participa en los comicios "para demostrar a la comunidad internacional que las elecciones son fraudulentas". En ese sentido, aseguró tener pruebas que respaldan sus acusaciones.

El dirigente del Partido Unidad Civil, Anatoli Lebedko, también opositor, también denunció la falsedad de los comicios. "Emplazamos a la UE y a Estados Unidos a no reconocer el resultado de las elecciones", dijo. Anoche se congregaron unos 800 activistas opositores en la plaza Oktyabrskaya del centro de Minsk para denunciar el fraude electoral, pero no hay noticias de incidentes violentos.

La misión de observadores de la Organización para Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE) tiene previsto dar una rueda de prensa hoy a las 15.00 horas (14.00, hora peninsular española) con un informe preliminar sobre el resultado de su trabajo.