África pide a los inversores europeos "respeto" a su gente y a la tierra para afrontar los desafíos económicos

Publicado 29/11/2019 13:58:48CET
Agricultora cultivando maíz
Agricultora cultivando maíz - PHILIMON BULAWAYO/REUTERS - Archivo

La integración regional, clave para iniciar una transformación económica hacia un modelo productivo en el continente con la ayuda europea

MADRID, 29 Nov. (EUROPA PRESS) -

La comunidad de países africanos mantiene a Europa como socio económico preferencial frente a China y América, pero ha pedido a los inversores europeos que respeten al pueblo de África y al medio ambiente para facilitar un diálogo que resuelva algunos de los desafíos más acuciantes a los que se enfrenta el continente, comenzando por la integración, para conseguir el gran objetivo a corto plazo: una transformación en el modelo de producción.

El comisario de Asuntos Económicos de la Comisión de la Unión Africana, Victor Harison, entiende que la resolución de las tensiones regionales y la configuración de una normativa común en las relaciones comerciales con África va a ser "un proceso largo, pero también representa la mayor esperanza" para el continente, según ha declarado este viernes en Madrid, en el marco del 19º Foro Internacional Económico sobre África de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Ello obedece a una de las principales conclusiones alcanzadas en el foro: el aislamiento económico interregional en África. "Los vínculos de los mercados interregional", se apunta desde la ponencia, "son insuficientes en un continente donde el nivel medio de abastecimiento regional se mantiene por debajo del 15%, y los nexos son especialmente débiles".

"El crecimiento ha sido, por el momento, exclusivo en África. Generado por petróleo, cacao o minas, escapa a actores que no participan en esos sectores: no ha sido inclusivo hasta ahora. Un 50 por ciento de la población africana es joven y está creciendo y hay que ofrecerles empleos, formación de calidad y expectativas", se apunta desde el foro.

Harison ha reconocido que es un proceso difícil porque África es un continente extremadamente heterogéneo desde el germen mismo de la Unión Africana, la Comunidad Económica Africana que dio origen a la organización. "Muchas veces los firmantes de acuerdos de integración se exponen a reacciones negativas cuando regresan a su país", ha lamentado el comisario.

África, según sus palabras, se enfrenta a un problema dinámico, donde todos los elementos están relacionados: migración, inseguridad, cambio climático y corrupción; un conjunto de factores que deben abordarse para "transformar la potencia que es África en una realidad". "Necesitamos inversión en energía, en industrialización y en educación", ha añadido.

"Los inversores europeos tienen que entender el cambio de paradigma", ha pedido Harison, antes de recordar el actual contexto económico en el que se desenvuelve África, en un momento en que China ha multiplicado su inversión en el continente. Un modelo de inversión diferente al europeo, pero igualmente válido para muchos de los países africanos participantes.

"No pueden darnos lecciones", ha lamentado Harison en este sentido. "No pueden entender a África como un continente dividido en solo tres partes", ha añadido el comisario, quien también aprovechó para pedir más apoyo a la lucha africana contra el cambio climático en un continente es solo responsable de un 4 por ciento de las emisiones.

Este respeto es fundamental como detonante de una cadena de transformaciones que tendrán un objetivo último: "Que los inversores vengan a África en lugar de llevarse nuestra materia prima e iniciar así una transformación con participación africana. Así es como se reducen, por ejemplo, las migraciones y los desplazamientos".

Un mecanismo que se antoja esencial será la recién constituida Zona de Libre Comercio Continental Africana (CFTA, por sus siglas en inglés), la puerta de entrada al mayor mercado único de bienes y servicios desde la creación de la Organización Mundial del Comercio (OMC); un acuerdo histórico, firmado este pasado verano, que permitirá la creación de un mercado común de más de mil millones de consumidores, con un aumento del 52% del comercio entre países africanos, una unión aduanera de aquí a 2022, y una comunidad económica africana, ya con todos los pronunciamientos, en 2028

ÁFRICA, PRIORIDAD PARA ESPAÑA

El secretario de Estado de Asuntos Exteriores, Fernando Valenzuela, ha destacado durante el foro el papel que puede jugar España en el desarrollo del continente africano que considera objetivo "prioritario" a través de instrumentos como el III Plan África, que el Gobierno aprobó el pasado mes de marzo.

"Ante las oportunidades que están emergiendo para nuestras empresas, pero también para la prosperidad y la mejora de las condiciones de vida de los africanos, el enfoque de nuestro Plan África es precisamente que la acción de España pueda crear oportunidades que sean mutuamente beneficiosas", ha explicado, antes de aplaudir la reciente entrada en vigor del tratado de libre comercio interafricano.

Contador

Para leer más