Actualizado 14/03/2014 18:54 CET

El ALBA rechaza "enérgicamente" las "declaraciones injerencistas" de Kerry sobre Venezuela

John Kerry
REUTERS

CARACAS, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) ha rechazado "enérgicamente" las "declaraciones injerencistas" del secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, en las que amenaza con imponer sanciones a Venezuela, al considerar que "en nada contribuyen a fomentar el clima de diálogo".

"Rechazamos enérgicamente las recientes declaraciones injerencistas de Kerry, respecto a que su país se reservaría la opción de imponer sanciones unilaterales a Venezuela o a la invocación de la Carta Democrática Interamericana de la Organización de Estados Americanos (OEA)", han dicho los miembros del ALBA en un comunicado.

El bloque bolivariano ha considerado que "en nada contribuyen a fomentar el clima de diálogo que se ha venido cimentando en Venezuela" y que, además, "no se corresponden con el Derecho Internacional ni con la realidad venezolana".

"Exhortamos al Gobierno de Estados Unidos, y especialmente a su Secretario de Estado, a respetar la Declaración de Solidaridad y Respaldo a la institucionalidad Democrática, al Diálogo y la Paz en la República Bolivariana de Venezuela, aprobada por el Consejo Permanente de la OEA el 7 marzo de 2013", han instado.

Asimismo, el ALBA ha destacado que la convocatoria hecha por el presidente venezolano, Nicolás Maduro, a una Conferencia Nacional por la Paz "que tiene por objeto promover el diálogo franco y genuino entre todos los sectores políticos, así como los actores sociales y económicos del país".

"Reiteramos nuestra solidaridad con Venezuela y renovamos nuestro compromiso en apoyar los esfuerzos realizados por el Gobierno bolivariano para alcanzar la paz y la concordia nacional, a través de un genuino proceso de diálogo político", han subrayado.

"CAMPAÑA DE TERROR"

El ALBA ha reaccionado así a las últimas declaraciones del secretario de Estado de Estados Unidos, realizadas ante el Congreso, en las que ha instado al Gobierno de Maduro a poner fin a la "campaña de terror contra sus propios ciudadanos".

"Creemos que es momento de que la OEA, sus vecinos, otros aliados y la comunidad internacional se concentren en Venezuela y hagan (a su Gobierno) responsable", ha considerado, de acuerdo con los medios de comunicación estadounidenses.

Kerry se ha referido a las recurrentes acusaciones de injerencia de Venezuela, señalando que son una "excusa". "Lamentablemente, tienen tendencia a usarnos como carta política en sus cuestiones internas", ha afirmado.

CRISIS VENEZOLANA

La crisis política en Venezuela se desató el pasado 12 de febrero, cuando arrancaron las protestas antigubernamentales y la represión de las mismas por parte de las fuerzas de seguridad y de civiles armados, lo que ha dejado 28 muertos, 365 heridos y cientos de detenidos.

Desde entonces, detractores y seguidores del Gobierno han marchado casi a diario para repudiar las acciones del contrario y llamar a un diálogo que aún no se ha producido porque la oposición exige antes la liberación de los detenidos, el desarme de los grupos pro gubernamentales y el fin de la represión.

La inestabilidad de Venezuela ha llevado a sus vecinos regionales a reunirse para buscar una solución. La OEA se ha limitado a hacer un llamamiento al diálogo, a pesar de que Panamá había solicitado medidas efectivas, lo que ha llevado a Venezuela a romper las relaciones bilaterales.

La Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) ha ido un paso más allá, expresando su respaldo al Gobierno de Maduro y anunciando la creación de una comisión conformada por los ministros de Exteriores del bloque regional para acompañar el diálogo en el marco de la Conferencia Nacional por la Paz.