El alcalde de Manila impone un toque de queda para menores en un intento de combatir el consumo de inhalantes

Publicado 02/09/2019 7:56:58CET

MADRID, 2 Sep. (EUROPA PRESS) -

Los menores de edad no podrán salir a la calle en Manila, la capital de Filipinas, en horas nocturnas, según una orden emitida este lunes por el alcalde de la localidad, Isko Moreno, que busca combatir así el consumo de inhalantes y drogas solventes.

"ALERTA: El toque de queda en la capital de la nación para menores de 10:00 de la noche a 4:00 de la mañana finalmente se pondrá EN PLENO VIGOR a partir de hoy", ha indicado la Oficina de Información Pública de Manila en su cuenta de Twitter.

Los padres de aquellos menores que infrinjan esta prohibición se expondrán a multas de entre 2.000 y 5.000 pesos (de 40 a 95 dólares aproximadamente) y a penas de hasta seis meses de prisión.

Durante una reciente redada puesta en marcha por el propio alcalde, se hallaron una veintena de adolescentes que consumían inhalantes en las calles de Manila.

Ya el pasado mes de junio Moreno advirtió a los padres que dejan a sus hijos "vagando por las calles e inhalando solventes" que encontraría una manera de hacerles responder por su negligencia.