Actualizado 01/12/2015 12:27 CET

Alemania descarta cooperar con Al Assad en la lucha contra Estado Islámico

BERLÍN, 1 Dic. (Reuters/EP) -

La ministra de Defensa alemana, Ursula von der Leyen, ha descartado este martes que las fuerzas militares de su país vayan a cooperar con las fuerzas del régimen sirio en la lucha contra el grupo terrorista Estado Islámico.

En una entrevista concedida antes de la reunión en la que el Gobierno germano ha aprobado remitir al Parlamento el despliegue de un contingente con cazas, aviones de reabastecimiento en vuelo, una fragata y hasta 1.200 militares, Von der Leyen ha defendido el envío del destacamento para combatir a los milicianos de Estado Islámico.

"Lo principal es que no habrá cooperación con Al Assad y no habrá cooperación con las tropas bajos su mando", ha asegurado la ministra de Defensa alemana, en declaraciones a la cadena de televisión ARD. Sin embargo, no ha descartado la posibilidad de que algunos de los altos cargos que apoyan a Al Assad puedan continuar al frente del país en el futuro.

"Debemos impedir el colapso del estado en Siria", ha señalado, antes de recordar que hay que intentar evitar los errores cometidos en Irak, donde se excluyó a los grupos leales a Sadam Husein del proceso de transición. "Dejenme ser clara, no habrá un futuro con Al Assad", ha subrayado.

La decisión de implicarse con medios militares en la campaña contra Estado Islámico en Siria, un gesto de solidaridad con Francia tras los atentados que acabaron con la vida de 130 personas el 13 de noviembre en París, representa un paso decisivo en la política exterior del Gobierno de Merkel, conformado en coalición con los socialistas del SPD.

Desde la Segunda Guerra Mundial, los alemanes se han mostrado reacios a sumarse a misiones militares en el exterior y se han resistido a participar directamente en las operaciones en Siria. El Bundestag, la Cámara Baja alemana, tiene previsto someter a votación el despliegue del contingente este miércoles.

Por su parte, el Parlamento de Reino Unido votará esta semana si el país se suma a la campaña de ataques aéreos contra Estado Islámico en Siria.

El ministro de Asuntos Exteriores alemán, Frank-Walter Steinmeier, le ha dicho al diario 'Bild' que Berlín ha estudiado los requerimientos militares para la misión contra Estado Islámico y que tiene previsto asumir la responsabilidad que le corresponde en la lucha contra esta organización terrorista. El jefe de la diplomacia alemana ha señalado que tienen previsto desplegar un máximo de 1.200 militares para conformar una "zona tapón".

"Estamos hablando de un límite por arriba, para una zona tapón. No creo que tengamos tantos soldados desplegados en el extranjero al mismo tiempo", ha afirmado, antes de dejar claro que solo los pilotos de los cazas de reconocimiento Tornado estarán en zonas controladas por Estado Islámico.

Para leer más