Publicado 11/08/2021 14:17CET

Alemania y Países Bajos suspenden las deportaciones a Afganistán ante el avance de los talibán

Archivo - Deportación de ciudadanos afganos desde Alemania en 2019
Archivo - Deportación de ciudadanos afganos desde Alemania en 2019 - Michael Kappeler/dpa - Archivo

BERLÍN, 11 Ago. (DPA/EP) -

Los gobiernos de Alemania y Países Bajos han anunciado este miércoles la suspensión de las deportaciones a Afganistán, un día después de suscribir una carta junto a otros gobiernos de la UE para pedir a la Comisión Europea que no paralizase estos traslados a pesar del incesante avance de los talibán.

El Ministerio del Interior alemán ha confirmado el cambio de criterio, que por parte de Países Bajos ha explicado ante el Parlamento la ministra de Justicia e Interior, Ankie Broekers-Knol, que ha reconocido el deterioro de la situación de seguridad en Afganistán.

Las autoridades holandesas no tienen previsto decidir sobre nuevas deportaciones en un plazo de un año, a la espera de que en los próximos meses se pueda adoptar una decisión final sobre este tipo de casos.

También está elaborando su propio informe el Ministerio de Exteriores de Alemania, al que corresponde dar luz verde a unos traslados que suman ya más de mil desde el año 2016 --en su mayoría delincuentes--. La semana pasada, se aplazo la semana pasada la deportación de seis afganos y por ahora no se reprogramará.

Los embajadores europeos acreditados en Kabul se pronunciaron el martes a favor de detener las deportaciones al país asiático. En una declaración conjunta, también hicieron lo propio un total de 26 organizaciones, entre ellas Amnistía Internacional y Cáritas.

Los talibán han logrado importantes avances en la última semana, en la que han logrado hacerse con el control de nueve capitales de provincia. El grupo se ha aprovechado del progresivo repliegue de tropas internacionales, que arrancó en abril y, en el caso de Estados Unidos, concluirá este mismo mes.