Publicado 05/07/2022 15:25

Alrededor de 200 niños han muerto desde enero por desnutrición y enfermedades a causa de la sequía en Somalia

Archivo - Un grupo de personas desplazadas por la sequía junto a animales fallecidos en Dollow, Somalia
Archivo - Un grupo de personas desplazadas por la sequía junto a animales fallecidos en Dollow, Somalia - SALLY HAYDEN / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

Al menos 200 niños han muerto en Somalia a causa de la desnutrición y las enfermedades provocadas por la creciente sequía en el país, que ha dejado más de siete millones de afectados y alrededor de 805.000 desplazados, según ha alertado la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA).

El organismo ha indicado en un informe que "los brotes de enfermedades han repuntado, con más de 5.830 casos sospechosos de cólera en los 24 distritos afectados por la sequía desde el mes de enero", antes de indicar que "ocho áreas hacen frente a un elevado riesgo de hambruna localizada".

"El rápido aumento de las necesidades humanitarias requiere un incremento masivo (de la ayuda internacional) mientras los socios pasan de una respuesta a la sequía a evitar la hambruna", ha apuntado, antes de recalcar que 213.000 personas se encuentran en "inseguridad alimentaria catastrófica".

En este sentido, ha detallado que "los niveles del agua en los ríos Yuba y Shabelle han caído un 30 por ciento por debajo de la media, lo que provoca grave escasez de agua para irrigación y otros usos", mientras que "la migración de pastores y ganado sigue aumentando mientras la gente compite por unos recursos limitados, lo que potencialmente podría azuzar las tensiones sociales".

Por otra parte, ha recordado que el plan de la ONU para responder a la sequía requiere 993,3 millones de dólares (cerca de 966 millones de euros) para dar ayuda a cerca de 6,4 millones de personas, 3,9 millones de las cuales han recibido ayuda desde el mes de enero. "La escala de la respuesta y la financiación (...) no es suficiente para mantener las vidas de los que están en riesgo", ha zanjado.

El coordinador humanitario de la ONU para Somalia, Adam Abdelmoula, alertó a finales de junio de que más de 350.000 niños podrían morir a causa de la desnutrición antes de septiembre si la situación no mejora. "La situación humanitaria en Somalia sigue deteriorándose rápidamente", destacó.

"Contemplamos que 356.000 de ellos podrían no sobrevivir de cara a finales de septiembre de este año. La desnutrición aguda va a aumentar a menos que incrementemos nuestro plan de respuesta de forma relevante", explicó.

El entonces primer ministro de Somalia, Mohamed Husein Roble, decretó el estado de emergencia en noviembre de 2021 y en marzo hizo un llamamiento a la entrega de ayuda internacional ante el empeoramiento de la sequía en el Cuerno de África, con Somalia como el país más afectado en la región.

Más información