La 'Ballena de Londres' hizo perder 3.600 millones a JPMorgan Chase en el segundo trimestre

Actualizado 13/07/2012 17:37:21 CET

El beneficio retrocedió un 8,6% en el segundo trimestre y el banco reformulará sus cuentas de los tres primeros meses del año

NUEVA YORK, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

El banco estadounidense JPMorgan Chase ha cifrado en 4.400 millones de dólares (3.600 millones de euros) el importe bruto de las pérdidas causadas a la entidad en el segundo trimestre por las inversiones fallidas en derivados protagonizadas por Bruno Iksil, uno de sus operadores, conocido en los mercados por el sobrenombre de 'Ballena de Londres' por el volumen de sus operaciones, lo que ha provocado una caída del 8,6% del beneficio neto de la entidad en el segundo trimestre, hasta 4.960 millones de dólares (4.065 millones de euros).

El pasado mes de mayo JPMorgan reconoció haber sufrido pérdidas extraordinarias en su oficina central de inversiones (CIO por sus siglas en inglés), que en aquel momento cifró "en al menos 2.000 millones de dólares" (1.640 millones de euros) como consecuencia de una fallida estrategia de inversión y gestión del riesgo en derivados, que el propio consejero del banco, Jamie Dimon, no dudo en tachar de "errores de bulto".

En referencia a esta circunstancia, Dimon ha asegurado al presentar las cuentas del segundo trimestre que los hechos acontecidos en CIO tuvieron carácter "aislado" y subrayó que los clientes de la entidad no se han visto afectados por los mismos.

De hecho, JPMorgan informó de que, como consecuencia de la revaluación de determinadas posiciones en derivados adoptadas por CIO, "reformulará sus cuentas del primer trimestre de 2012", lo que resultará en una reducción de 459 millones de dólares (376 millones de euros) del beneficio neto anunciado inicialmente, que alcanzó los 4.924 millones de dólares (4.036 millones de euros).

"Hemos llegado a la conclusión de que existió una debilidad material en nuestris controles internos sobre los reportes hasta marzo relacionados con la valoración de la cartera de CIO", reconoció el banco.

LA 'BALLENA DE LONDRES' ABANDONA LA ENTIDAD.

Como consecuencia de estos errores, los gestores de la oficina de Londres "han sido apartados del negocio", aseguró en la rueda de prensa posterior a la presentación de los resultados del banco Mike Cavanagh, el ejecutivo encargado de investigar lo ocurrido, quien apuntó que los tres operadores responsables se plantearon a finales del primer trimestre cerrar las posiciones abiertas al empezar a registrar pérdidas, aunque finalmente optaron por no hacerlo ante elvolumen de pérdidas que ya asumían.

Respecto a Iksil, el diario 'The Wall Street Journal' informaba de que la 'Ballena de Londres, había abandonado la entidad. Asimismo, el responsable de CIO en Europa, Achilles Macris, y Martin Javier-Artajo, otro de los gestores, habrían abandonado la entidad. Por su parte, la responsable de esta oficina central de inversiones, Ina Drew, ya había presentado su dimisión en mayo.

JPMORGAN GANA UN 8,6% MENOS EN EL SEGUNDO TRIMESTRE.

A pesar de las multimillonarias pérdidas causadas por estas inversiones fallidas, JPMorgan Chase obtuvo un beneficio neto de 4.960 millones de dólares (4.065 millones de euros) en el segundo trimestre, lo que representa un retroceso del 8,6% respecto al mismo periodo de 2011, informó la entidad.

La cifra de negocio del mayor banco estadounidense por activos alcanzó los 22.892 millones de dólares (1.907 millones de euros), un 16,5% por debajo del dato del año anterior, mientras que las provisiones por riesgo de crédito sumaron 214 millones de dólares (175 millones de euros), un 88% menos que en el segundo trimestre de 2011.

De este modo, en los seis primeros meses del ejercicio, JPMorgan Chase obtuvo un beneficio neto de 9.884 millones de dólares (8.100 millones de euros), un 10% menos que en el mismo periodo de 2011, mientras que su cifra de negocio sumó 48.232 millones de dólares (39.535 millones de euros), un 7,2% menos.