Los 'anti balaka' piden la liberación de uno de sus comandantes a cambio del ministro de Deportes

Publicado 27/01/2015 5:40:08CET

MADRID, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

La milicia cristiana de República Centroafricana (RCA) conocida como 'anti balaka' ha reclamado este lunes la liberación de uno de sus comandantes a cambio de la puesta en libertad del ministro de Deportes, Armel Sayo, secuestrado el domingo cuando salía de misa en una iglesia de la capital, Bangui.

La portavoz del Ministerio de Deportes, Tatiana Yengeko, ha sido la encargada de anunciar la reclamación formulada por los 'anti balaka', que piden la puerta en libertad de Rodrigue Nagibona, según ha informado la cadena de televisión británica BBC.

Las tropas de Naciones Unidas arrestaron este mismo mes a Nagibona, conocido como 'General Andjilo', quien estaba buscado por su presunta participación en asesinato y violación durante los ataques contra la minoría musulmana en diciembre de 2013, así como por cargos de rebelión y saqueo.

El país ha estado sacudido por un conflicto religioso y étnico desde marzo de 2013, si bien Sayo es el primer ministro en ser secuestrado desde el inicio del conflicto. Los 'anti balaka' tomaron las armas para hacer frente al grupo rebelde Séléka, de mayoría musulmana, que derrocó a François Bozizé en 2013.

Según los datos de la ONU, alrededor de 440.000 personas se han visto desplazadas en el interior del país, mientras que otras 190.000 han cruzado las fronteras en busca de asilo. Además, otras 36.000 personas permanecen atrapadas en varios enclaves.

La comisión de investigación de Naciones Unidas para RCA advirtió la semana pasada de que las partes en conflicto están cometiendo crímenes de guerra y solicitó la creación de un tribunal internacional para juzgar a los responsables.

El 8 de enero, la comisión determinó que las milicias 'anti balaka' han llevado a cabo una campaña de limpieza étnica contra la población musulmana, si bien afirmó que no hay pruebas de que tengan intenciones genocidas.

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas creó esa comisión en 2013 para que indagara sobre las denuncias de atrocidades en el país y ayudara a identificar a los responsables.

El Tribunal Penal Internacional (TPI) abrió en septiembre de 2014 una investigación en torno a las acusaciones de asesinatos, violaciones y reclutamiento de niños soldado en el país africano.