Publicado 06/02/2015 21:09CET

Antiguos milicianos del delta del Níger escenifican su apoyo a Jonathan en un multitudinario mitin

YENAGOA (NIGERIA), 6 Feb. (Reuters/EP) -

Antiguos milicianos nigerianos del delta del Níger han escenificado su apoyo al Partido Democrático del Pueblo (PDP) del presidente, Goodluck Jonathan, de cara a las elecciones del próximo 14 febrero, en las que el actual mandatario buscará la reelección.

Miles de partidarios de Jonathan, vestidos con los colores rojo y verde del PDP, han asistido a un acto electoral en el estado natal del presidente, Bayelsa, en la costa sur del país, en el que antiguos milicianos del grupo Fuerzas del Delta del Níger han mostrado su apoyo al dirigente nigeriano.

"Se que me queréis y yo os quiero a vosotros", ha declarado Jonathan en un breve discurso ante una audiencia volcada con el líder nigeriano. "Me voy a encargar de que todos, unos de una forma y otros de otra, saboreen los frutos de la democracia", ha afirmado.

El otro plato fuerte del acto ha sido la presencia de un antiguo líder de las Fuerzas del Delta del Níger, Mujahid Dokubo Asari, que fue aclamado por los asistentes mientras hacía saludos a las masas. Kinglsey Kuku, otro líder miliciano que actualmente asesora al Gobierno, también participó en el acto electoral del PDP.

Asari consiguió ascender el precio del petróleo hasta cifras records en 2004 con sus ofensivas constantes y amenazas contra las empresas productoras de crudo alojadas en la zona del delta.

Posteriormente, los milicianos firmaron acuerdos de paz con los líderes regionales y se beneficiaron de amnistías y contratos gubernamentales. Ahora, con la insurgencia de Boko Haram en el norte del país, la guerrilla del delta ha dejado de ser una amenaza para la seguridad de Nigeria.

En su carrera por la reelección, Jonathan está sufriendo críticas por su fracaso a la hora de frenar a la secta religiosa Boko Haram o aplacar los casos de corrupción, lo que ha disminuido su popularidad sobre todo en las regiones del norte, de mayoría musulmana. Como grandes logros, el presidente resalta los desarrollos en el sector eléctrico que ha privatizado o la creación de centros de educación superior.

No obstante, su principal bastión sigue siendo la zona del delta del Niger, una región que reivindica mayor atención y financiación ya que entiende que la riqueza que genera el petroleo extraído en el delta se marcha a otras zonas de Nigeria.

Para leer más