Aplazadas una semana las elecciones parlamentarias en la provincia afgana de Kandahar tras el ataque

Reunión del Consejo de Seguridad Nacional de Afganistán
PRESIDENCIA DE AFGANISTÁN
Actualizado 19/10/2018 15:04:59 CET


Tres detenidos en relación con el atentado que costó la vida al jefe de la Policía de la provincia

MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

El Consejo de Seguridad Nacional de Afganistán ha decidido aplazar una semana la celebración de las elecciones parlamentarias en la provincia afgana de Kandahar por el ataque del jueves, tal como habían solicitado poco antes las autoridades electorales.

Los comisarios electorales entienden que no se dan las condiciones para celebrar con garantías los comicios en el caso de Kandahar. El Consejo de Seguridad Nacional comparte la misma opinión, por lo que la provincia no se sumará a la jornada electoral de este sábado, según la cadena TOLO News.

Un portavoz de la Comisión Electoral Independiente, Hafizulá Hashimi, ha explicado que la población local "no está moralmente lista para votar" por lo ocurrido, según la agencia de noticias Reuters.

Los talibán, que han llamado en varias ocasiones al boicot electoral, reivindicaron la autoría del ataque del jueves, en el cual perdieron la vida el comandante de la Policía en Kandahar, el general Abdul Razeq, y el jefe de la Dirección de Seguridad Nacional (NDS) en esta provincia del sur de Afganistán, Abdulmomin Hassankhail.

Aunque inicialmente se había incluido entre los fallecidos al gobernador de Kandahar, Zalmai Wesa, el Gobierno afgano aclaró que este había resultado herido. Su 'número dos', Haji Agha Lalai Dastageri, ha asegurado este viernes a la agencia Pajhwok que el gobernador se encuentra estable en el hospital.

El suceso tuvo lugar al término de una reunión con el una reunión con el comandante de la operación 'Apoyo Decidido' de la OTAN, el general estadounidense Austin Scott Miller. Según los talibán, Miller y Wesa eran los verdaderos objetivos del ataque.

El segundo portavoz del Ministerio del Interior, Nasrat Rahimi, ha informado este viernes de que tres personas han sido detenidas en relación con el ataque, si bien no ha querido ofrecer más detalles sobre la identidad de los sospechosos. En declaraciones a la agencia Pajhwok, se ha limitado a precisar que los tres están siendo interrogados.

Según la cadena de televisión 1TV, un hermano de Razeq, considerado fundamental en la lucha contra la insurgencia en el país, ha sido designado como su sucesor en el cargo. Además, el que fuera jefe de la Policía de Kandahar ha sido enterrado este viernes en la ciudad del mismo nombre.

LLAMAMIENTO A LA PARTICIPACIÓN

Está previsto que hasta 400.000 observadores e interventores examinen el correcto de una jornada histórica, en la que más de 2.500 personas aspiran a ocupar alguno de los 249 escaños en juego en el Parlamento. La votación llega precedida por una persistente violencia que se ha llevado por delante la vida de una decena de candidatos.

La misión de paz de la ONU (UNAMA) ha instado a los ciudadanos en un comunicado a ejercer su "derecho constitucional", para lo cual es necesario que "todas las autoridades y actores garanticen que las elecciones pueden celebrarse en un contexto seguro".

Así, ha mostrado su "profunda preocupación" por las amenazas de los talibán y ha subrayado que los colegios electorales no pueden ser considerados "objetivos militares". "El Derecho Internacional Humanitario prohíbe explícitamente los ataques contra civiles y las acciones o amenazas de violencia encaminadas a aterrorizar a la población", ha subrayado la UNAMA.