Aplazado por "dificultades operativas" el inicio de las negociaciones entre indígenas y Gobierno en Ecuador

Publicado 13/10/2019 23:23:24CET
Protestas en Quito
Protestas en Quito - REUTERS / HENRY ROMERO

MADRID, 13 Oct. (EUROPA PRESS) -

La representación de la ONU en Ecuador y la Conferencia Episcopal han informado del aplazamiento por "dificultades operativas" del inicio de las negociaciones entre el Gobierno de Ecuador y la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (CONAIE), impulsora de las protestas que desde hace diez días sacuden el país andino.

"La Conferencia Episcopal Ecuatoriana y el Sistema de Naciones Unidas en el Ecuador informan a la sociedad que, por dificultades operativas debidas a la situación del país, la instalación de la mesa de diálogo prevista para hoy a las 3 de la tarde se demorará", ha informado la ONU en un comunicado.

El texto destaca que el Gobierno, CONAIE, el Consejo de Pueblos y Organizaciones Indígenas Evangélicos del Ecuador (FEINE) y la Confederación Nacional de Organizaciones Campesinas, Indígenas y Negras (FENOCIN) "han ratificado su voluntad de reunirse hoy mismo a dialogar para encontrar una solución y han aceptado que la reunión sea transmitida en directo".

"Una vez que logremos establecer las condiciones técnicas y de seguridad para que pueda existir un diálogo productivo, lo comunicaremos a la sociedad a través de este canal oficial", concluye el texto.

En términos más concretos, tanto la CONAIE como el presidente Moreno se han comprometido a revisar el decreto 883, que eliminaba el subsidio a la gasolina, para responder al acuerdo alcanzado con el Fondo Monetario Internacional (FMI) sobre una inyección de 4.200 millones de dólares para el país.

Tras el anuncio, la CONAIE ha pedido a las Fuerzas Armadas, la Conferencia Episcopal, la ONU y otras instituciones, garantías y vigilancia para los diálogos.

La protesta comenzó hace ya diez días tras el anuncio de un "paquetazo" de medidas económicas pactado por el Gobierno con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Hasta ahora han muerto siete personas como consecuencia de los disturbios.

Para leer más