Publicado 06/01/2020 21:59:36 +01:00CET

Arabia Saudí dice que la región atraviesa "un momento muy peligroso" tras la muerte de Soleimani

Participantes en el funeral en Teherán del general Qasem Soleimani, jefe de la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria de Irán.
Participantes en el funeral en Teherán del general Qasem Soleimani, jefe de la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria de Irán. - Hamed Malekpour

MADRID, 6 Ene. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Exteriores de Arabia Saudí, Faisal bin Farhan, ha advertido este lunes de que la región atraviesa "un momento muy peligroso" y ha hecho un llamamiento a la calma tras la muerte del general iraní Qasem Soleimani en un bombardeo ejecutado por Estados Unidos en Irak.

"Tenemos un gran interés en que la situación en la región no se recrudezca más aún", ha dicho, antes de subrayar que "hay que ser conscientes de los riesgos y peligros no sólo para la región, sino para la seguridad global en general".

"Esperamos que todos los actores adopten los pasos necesarios para evitar un mayor recrudecimiento y cualquier provocación", ha zanjado, según ha informado el diario local 'Saudi Gazette'.

Soleimani murió junto al 'número dos' de las Fuerzas de Movilización Popular (FMP), Abú Mahdi al Muhandis, y varios milicianos iraquíes y militares iraníes en un bombardeo ejecutado por Estados Unidos en el aeropuerto de la capital de Irak, Bagdad.

Washington argumentó que llevó a cabo el bombardeo "para proteger al personal estadounidense en el extranjero", a raíz de los ataques contra su Embajada en Bagdad en protesta por otro bombardeo en el que murieron 25 miembros de las FMP.

Los bombardeos contra las FMP fueron ejecutados en respuesta a la muerte de un contratista estadounidense en un ataque con proyectiles contra una base militar situada cerca de Kirkuk.

El Gobierno iraquí ha condenado estos ataques por parte de Estados Unidos y ha recordado que las FMP son un elemento fundamental en la lucha contra el grupo yihadista Estado Islámico.

En este sentido, ha denunciado que los bombardeos fueron llevados a cabo de forma unilateral y violando los acuerdos alcanzados con la coalición internacional que lidera Washington en la lucha contra los yihadistas.

Por ello, el Parlamento iraquí aprobó el domingo una moción que exige la expulsión de las tropas estadounidenses del país y obliga al Gobierno a comprometerse a hacer público cualquier acuerdo que alcance en el futuro para la presencia de asesores y formadores militares extranjeros.

Durante la jornada de este lunes, el Ejecutivo iraquí ha limitado las actividades de la coalición internacional y las ha reducido a los trabajos de entrenamiento y asesoría, prohibiendo sus movimientos por tierra y aire.