La Asamblea del Consejo de Europa restaura el derecho de voto de Rusia, retirado tras la anexión de Crimea

Actualizado 25/06/2019 17:02:29 CET
CONSEJO DE EUROPA - Archivo

Moscú celebra la decisión mientras que el presidente ucraniano lamenta que Merkel y Macron no le hicieran caso

ESTRASBURGO, 25 (DPA/EP)

La Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa (PACE, por sus siglas en inglés) ha aprobado una moción para restaurar el derecho de voto de Rusia después de que le fuera retirado hace cinco años por la anexión de Crimea.

La moción ha salido adelante a primera hora del martes con 118 votos a favor, 62 en contra y diez abstenciones. La decisión supone la primera vez que una sanción contra Rusia en relación con la anexión de la península ucraniana de Crimea es revocada.

El secretario general saliente del Consejo de Europa, Thorbjorn Jagland, ha sostenido ante la sesión plenaria celebrada en Estrasburgo que el órgano debería mantener su carácter innovador. La PACE es un foro para el diálogo y la confrontación, ha añadido Jagland, cuyo sucesor será elegido este miércoles.

Junto con el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, el Consejo de Europa es responsable de la observación del respeto los Derechos Humanos en los 47 estados miembro.

El Kremlin ha visto en el paso dado por la PACE el "triunfo del sentido común". "No se trata del triunfo diplomático de Moscú, sino del triunfo del sentido común y es que la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa no puede funcionar plenamente sin la participación de la delegación rusa", ha defendido su portavoz, Dimitri Peskov, según informa la agencia de noticias rusa Sputnik, calificando la vuelta de "hecho muy positivo".

El ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, también ha celebrado la noticia. "La resolución fue aprobada, la consideramos como un paso muy positivo", ha señalado en Moscú.

"DECEPCIÓN"

Por su parte, el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, ha expresado su "decepción". Según ha contado en un comunicado, la semana pasada habló de esta cuestión tanto con el presidente francés, Emmanuel Macron, como con la canciller alemana, Angela Merkel.

"Intenté convencer a Macron y Merkel de que la vuelta de la delegación rusa a la PACE solo es posible después de que Rusia cumpla con los requisitos fundamentales de la Asamblea", ha sostenido Zelenski.

"Desgraciadamente, nuestros socios europeos no nos escucharon y actuaron de forma diferente", ha lamentado en un mensaje en Facebook. "El principal argumento en favor de la vuelta de la delegación rusa fue la necesidad de proteger los Derechos Humanos y civiles como los más altos valores democráticos", ha destacado, confiando en que quienes lo esgrimieron "no tuvieran pensamientos sobre valores materiales".

Asimismo, ha confiado en que quienes respaldaron la vuelta de Rusia a la PACE también apoyen la liberación de los 24 marinos ucranianos detenidos por Rusia el pasado mes de noviembre en el estrecho de Kerch, frente a las costas de Crimea.

RETIRADA DE LA DELEGACIÓN UCRANIANA

En un primer movimiento, la delegación ucraniana ha suspendido su participación en la PACE, "excepto para cuestiones relacionadas con la terminación de los poderes de la delegación rusa", según ha informado su jefe, Volodimir Ariev, en Facebook, de acuerdo con Ukrinform.

Además, el ministro de Exteriores, Pavlo Klimkin, ha convocado al embajador ucraniano en el Consejo de Europa. La organización regional "ha perdido nuestra confianza y será extremadamente difícil restablecerla", ha dicho en Facebook.

Klinkin, citado por Sputnik, ha lamentado que el Consejo de Europa "ha pasado de liderar los esfuerzos para proteger los Derechos Humanos a ser un simple mánager, y no bueno".

Contador

Para leer más