Aumenta la presión sobre el canciller austriaco para que cese a un ministro ultraderechista

Publicado 20/05/2019 10:03:29CET
Government crisis in Austria
Hans Punz/APA/dpa

VIENA, 20 May. (Reuters/EP) -

La coalición de gobierno en Austria amenaza con hacer aguas definitivamente tras la abrupta salida del vicencanciller, Heinz-Christian Strache, por un presunto tráfico de favores, y ha aumentado la presión al jefe de Gobierno, Sebastian Kurz, para que se deshaga también del ministro del Interior, Herbert Kickl.

Strache, del ultraderechista Partido de la Libertad (FPO), aparece en un vídeo en el que presuntamente promete contratos estatales a un contacto de un oligarca ruso a cambio de respaldo político. El escándalo ha roto el Gobierno austriaco y el país se encamina a nuevas elecciones, previsiblemente en septiembre.

El debate se centra ahora en si la alianza que comparten los dos partidos puede siquiera aguantar de forma interina hasta la celebración de los próximos comicios. El responsable de los asuntos europeos dentro del Ejecutivo, Gernot Bluemel, un aliado clave de Kurz, ha puesto ahora en el punto de mira al ministro de Interior.

Herbert Kickl lideraba el FPO en el momento de la conversación captada a Strache. "Espero que el canciller sugiera al presidente que el ministro del Interior debe ser apartado del Gobierno", ha declarado Bluemel en una entrevista con la cadena estatal ORF.

El nuevo líder del FPO, Norbert Hofer, ya ha advertido de que todos los miembros de este partido abandonarían en bloque el Ejecutivo si Kickl es cesado. "Es algo que no podríamos aceptar", ha subrayado Hofer, quien ha asegurado que ya ha rechazado una oferta de Kurz para dejar fuera de la coalición al titular de Interior.

Entretanto, Strache evita asumir responsabilidades por lo que considera un "asesinato político". El exvicecanciller ha asegurado que la conversación captada en el vídeo no derivó en ningún caso en intercambios de favores o dinero y que el único crimen cometido es la grabación encubierta de una cena privada.

Para leer más