Las autoridades polacas desentierran 1.800 cadáveres en una fosa común que podría datar de la II Guerra Mundial

Actualizado 14/01/2009 21:46:09 CET

MALBORK (POLONIA), 14 Ene. (Reuters/EP) -

Las autoridades polacas han desenterrado los cuerpos de 1.800 personas y esperan encontrar aún más en una fosa común descubierta hace tres meses y que se cree data de los últimos días de la II Guerra Mundial.

El lugar, situado en el norte de Polonia, formaba parte de Alemania hasta 1945 y las autoridades sospechan que los restos pertenecen a civiles alemanes y que muchos de ellos murieron posiblemente a manos de las avanzadillas soviéticas. "Se trata de una fosa común de civiles, probablemente de origen alemán. La presencia de niños (...) sugiere que eran civiles", explicó el arqueólogo polaco Zbigniew Sawicki, a cargo de la exhumación.

"Es muy extraño que no se encontrasen efectos personales entre los restos (...). Tenemos pocas pistas de cómo murieron esas personas, aunque hay una gran probabilidad de que sean víctimas de la guerra", indicó Sawicki. Unos 30 cadáveres presentan heridas de bala, pero la mayoría murieron seguramente de hambre y frío, añadió.

Los primeros esqueletos fueron desenterrados en octubre por unos trabajadores de la construcción que estaban colocando los cimientos de un nuevo hotel en la localidad de Malbork, adonde acuden cientos de turistas para visitar un castillo del siglo XIII construido por los teutones.

Cuando se encontró la fosa, las autoridades descubrieron únicamente los restos de unas 60 personas, aunque las cifras comenzaron a aumentar rápidamente. "Esas personas fueron enterradas de una forma inhumana y atroz", afirmó Piotr Szwedowski, miembro de la Alcaldía de Malbork.