Aventura, utopía y romance: los motivos por los que las jóvenes se unen al Estado Islámico

Actualizado 21/02/2015 13:33:28 CET
Milicianos del Estado Islámico en la ciudad de Raqqa, en el noreste de Siria
Foto: REUTERS   

MADRID, 21 Feb. (EDIZIONES) -

   El número de jóvenes europeas que deciden abandonar sus países y viajar hacia Irak o Siria para unirse a las filas del Estado Islámico ha aumentado y preocupa a las autoridades, además de generar preguntas que giran en torno a los motivos que llevan a estas mujeres a dejarlo todo para luchar con la milicia yihadista.

   La huída de tres jóvenes londinenses, de entre 15 y 16 años, de sus casas para supuestamente viajar a Siria y unirse al Estado Islámico ha hecho saltar la alarma de las fuerzas de seguridad británicas. La peligrosidad de la zona hacen casi imposible su regreso, y sus familias quedan devastadas.

   Al riesgo que supone vivir en un país en conflicto se unen las condiciones de vida de las mujeres en el autoproclamado Estado Islámico, donde su objetivo es cuidar a su marido e hijos y no pueden abandonar sus casas sin permiso o la compañía de un 'guardián'.

   Sin embargo, las mujeres también están cobrando importancia dentro la organización de la milicia, que utiliza a estas jóvenes para reclutar a más mujeres y vender las ventajas de vivir bajo su mandato a través de las redes sociales, su principal fuente de propaganda.

Vehículos del Estado Islámico en Raqqa

   Los expertos apuntan a que el motivo por el que estas jóvenes deciden unirse a la milicia es el mismo que el de los hombres: sentimientos de alineación y desigualdad, ganas de aventura y en algunos casos, romance.

   Lo que hacen estos jóvenes es responder a las continuas llamadas del Estado Islámico a través de Internet para que se unan a la construcción de un nuevo país islámico con un importante contenido utópico.

"Venceremos pese a la coalición global

   Varias cuentas de Twitter recogen la experiencia de algunas supuestas mujeres que viven bajo el mandato de la milicia y describen los aspectos positivos de su día a día. "El Estado Islámico nos paga la casa, nos da dinero mensualmente, ayuda para comida y viajes", afirma una de estas cuentas, según recoge la cadena estadounidense ABC.

   "Hay soldados protegiendo nuestras fronteras, todo", asegura esta supuesta yihadista, que subraya que "por cada niño te dan dinero extra", algo que no sucede en el resto de países "infieles".

Una plaza del centro de Raqqa, capital del Estado

Para leer más