Publicado 10/04/2015 23:38CET

Ban Ki Moon propone una revisión "imparcial" de los DDHH en el Sáhara Occidental

Campamento saharaui
YOUSSEF BOUDLAL / REUTERS

NUEVA YORK, 10 Abr. (Reuters/EP) -

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, ha propuesto en su informe anual sobre el Sáhara Occidental la posibilidad de una revisión "imparcial" de la situación de los Derechos Humanos en la antigua colonia española, aunque no ha planteado una revisión del mandato de la misión de paz (MINURSO).

Coincidiendo con la renovación del mandato de la MINURSO, prevista para este mes en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, Ban ha concluido un informe sobre el Sáhara Occidental en el que se sitúa a medio camino entre las distintas posiciones en materia de Derechos Humanos.

Marruecos rechaza que la MINURSO pueda asumir competencias en materia de vigilancia de libertades y derechos, una de las tradicionales reivindicaciones del Frente Polisario que, año tras año, suena como posibilidad en la sede central de la ONU.

Ban, que prometió iniciativas concretas en caso de que no se produjesen avances, no ha propuesto ampliar las competencias de la misión internacional, pero sí ha sugerido que el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos pueda asumir un papel de vigilante externo.

"Insto a las partes a continuar y reforzar su cooperación con los mecananismos de Derechos Humanos de la ONU y con el Alto Comisionado, entre otras cuestiones facilitando las misiones de este último en el Sáhara Occidental y en los campamentos de refugiados de Tinduf", ha dicho Ban en su informe, al que ha tenido acceso la agencia Reuters.

En este sentido, el máximo responsable de la ONU ha abogado por "formas de cooperación" que contribuyan a una comprensión "independiente e imparcial" de cuál es la situación de los Derechos Humanos en el Sáhara Occidental y en los campamentos de refugiados del oeste de Argelia.

"Es vital que se resuelvan todas las carencias en la protección de los Derechos Humanos y las cuestiones relacionadas derivadas del conflicto", ha añadido Ban, que confía en que este frente pueda generar un mejor ambiente de cara al "proceso de negociación".

Este proceso se encuentra en un punto muerto, toda vez que las dos partes mantienen posiciones firmes. Así, mientras que Marruecos sólo contempla para la antigua colonia española una mayor autonomía, el Frente Polisario, que controla la autoproclamada República Árabe Saharaui Democrática (RASD), reclama un referéndum que contemple la independencia.

Para leer más