Ban ordena investigar cómo gestionó la ONU el caso de abusos a niños cometidos por tropas extranjeras

Publicado 04/06/2015 1:07:57CET

MADRID, 4 Jun. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, ha ordenado este miércoles la realización de una "revisión externa independiente" para examinar cómo el sistema de Naciones Unidas manejó las recientes acusaciones de abusos sexuales contra menores en la República Centroafricana cometidos por tropas extranjeras que actuaban fuera de la autoridad del organismo internacional.

"La revisión examinará el tratamiento del informe específico sobre estos abusos en la República Centroafricana, así como un amplio rango de problemas sistémicos relacionados a la forma en que la ONU responde a informaciones de gravedad de este tipo", ha informado el portavoz de Naciones Unidas, Stéphane Dujarric, durante su rueda de prensa habitual.

Dujarric ha asegurado que Ban Ki Moon se encuentra "profundamente preocupado" por las denuncias de abuso sexual cometidos por soldados en ese país africano, así como por las quejas sobre el manejo de este caso por parte de las instancias de la ONU involucradas.

En los próximos días está previsto que se anuncie quién será el encargado de dirigir esta 'revisión', con la que el secretario general busca "asegurar que Naciones Unidas no falle a las víctimas de este delito, especialmente cuando los responsables son las personas que supuestamente deben protegerlas".

EL CASO

Un informe interno de la ONU detallaba los supuestos abusos realizados por tropas de Francia, Chad y Guinea Ecuatorial entre diciembre de 2013 y junio de 2014 en un centro para desplazados situado en el aeropuerto de M'Poko, en Bangui, la capital centroafricana.

Estas acusaciones vieron la luz el pasado mes de abril, después de que el informe que resumía las entrevistas a las víctimas fuese filtrado. Este documento, de seis páginas, indica que los niños que fueron entrevistados aseguraron haber sido obligados a practicar sexo oral a militares franceses. Por su parte, soldados de Chad y Guinea Ecuatorial han sido acusados de sodomizar a niños.

En aquel momento, una fuente de Naciones Unidas admitió la filtración de un informe sin redactar sobre la investigación que incluye los nombres de las víctimas, antes de que llegase al Alto Comisionado de la ONU de Derechos Humanos. Una situación que Naciones Unidas ha considerado como una "brecha grave del protocolo" que podría dañar a las víctimas.

Para leer más