Actualizado 05/03/2021 20:03 CET

Bélgica mantiene al menos hasta mayo el cierre de bares y restaurantes

Una mujer es vacunada en Bélgica.
Una mujer es vacunada en Bélgica. - Bruno Fahy/BELGA/dpa

   Permitirá reuniones de hasta diez personas al aire libre pero en el hogar el límite seguirá siendo una persona

   BRUSELAS, 5 (EUROPA PRESS)

   Bélgica mantendrá al menos dos meses más, hasta el 1 de mayo, el cierre de la hostelería a la espera de ver la evolución de la situación epidemiológica, al considerar que no se dan las condiciones para reabrir los bares y restaurantes, sin actividad desde el pasado octubre.

   Así lo han acordado las autoridades federales, regionales y municipales reunidas para evaluar la situación y concluir que el nivel de contagios y hospitalizaciones obliga a continuar con las estrictas restricciones en vigor desde el otoño.

   Sobre la mesa de discusión estaba la posibilidad de permitir ya en abril la apertura de terrazas, pero el sector pidió que vuelta a la actividad se produjera al mimos tiempo tanto en los servicios al exterior como en el interior para evitar la discriminación de negocios sin medios para instalar terrazas.

   El ministro presidente de la región de Valonia, el socialista Elio di Rupo, ha explicado a la prensa al término de la reunión que la decisión de dejar para mayo la posible reapertura responde a que para entonces Bélgica espera haber vacunado al menos con la primera dosis a los mayores de 65 años.

   Entretanto, el Gobierno federal insiste en mantener también la severa 'burbuja' que impide recibir a más de una persona en casa, porque las relaciones intrafamiliares siguen siendo una de las principales fuentes de contagio, aunque relajará la 'burbuja' exterior para que sea posible coincidir con hasta diez personas al aire libre (frente al máximo de cuatro actual).

   El primer ministro, el liberal Alexander de Croo, ha explicado en una rueda de prensa tras la reunión que el objetivo es una vuelta a la normalidad progresiva que arrancará en abril con las actividades al exterior, como las excursiones escolares, los parques de atracciones o actividades deportivas no profesionales.

   "Podrán ustedes hacer más al aire libre, pero más libertad significa también más responsabilidad", ha indicado De Croo, para subrayar que es necesario ir "paso a paso".

   El comité de concertación volverá a reunirse el 26 de marzo para reevaluar la situación y será entonces cuando evalúe también si debe revisarse el cierre de fronteras al turismo que impone Bélgica actualmente. Los viajes considerados "no esenciales" siguen estando prohibidos al menos hasta mediados de abril.

   En el plano educativo, las clases de la educación superior volverán a ser presenciales en un 20 por ciento a partir del 15 de marzo, mientras que las clases en secundaria, que se desarrollan principalmente por vía telemática volverán a ser plenamente presenciales tras las vacaciones de primavera, a partir del 15 de abril. Los alumnos de la escuela infantil y de primaria ya acuden con normalidad desde el inicio del año escolar.

   En la última semana, en Bélgica se han registrado una media de 2.304 casos al día, lo que supone un incremento del 2 por ciento, mientras que la cifra de hospitalizaciones ha subido un 8 por ciento y un 15 por ciento los ingresos en UCI.

   Con todo, el primer ministro ha indicado que esta progresión era la esperada por los científicos que auguran que continúen "subiendo ligeramente" las cifras y que, si bien "no hay razón para alarmarse", si es necesario mantener la cautela.

Para leer más