Bélgica recurrirá la orden de repatriación de familias de Estado Islámico

Publicado 31/12/2018 1:44:43CET

BRUSELAS, 31 Dic. (Reuters/EP) -

El Gobierno de Bélgica recurrirá la orden de un juez que obligará a repatriar a dos mujeres belgas condenadas por se milicianas del grupo yihadista Estado Islámico y sus seis hijos de Siria, según ha informado este domingo la ministra de migración, Maggie de Block.

Un juez ordenó este miércoles a Bélgica repatriar a Tatina Wielandt, de 26 años, Bouchra Abouallar, de 25, y a los hijos que tienen con milicianos, del campo de Al Hol, donde estaban recluidos en una parte de Siria dominada por los kurdos.

De Block ha asegurado en una entrevista con la emisora VTM que debería hacerse una distinción entre las madres y los niños.

"Los niños no han elegido nacer en tales circunstancias. Cuatro de los seis niños son belgas, tienen abuelos aquí. Uno de los niños está muy enfermo. Somos responsables de ver lo que podemos hacer", ha indicado la ministra, sin especificar qué podría hacer el país con respecto a los otros dos niños.

"Las madres, esa es una historia diferente. Han sido condenadas aquí. Ellas han contribuido a la planificación de los ataques terroristas aquí. Creo que tenemos que evaluar los riesgos y no solo aceptarlos de buena gana", ha aseverado.

Ambas mujeres fueron condenadas de ser miembros de Estado Islámico y cada una fue condenada en marzo a cinco años de cárcel por un tribunal de Amberes.

Cientos de ciudadanos europeos, muchos de ellos bebés, están siendo retenidos por milicias kurdas apoyadas por Estados Unidos en tres campos desde que Estado Islámico fue expulsado de casi todo su territorio el año pasado, según fuentes kurdas.

Francia está trabajando en traer de vuelta a niños retenidos por las fuerzas kurdas sirias, pero dejará que sus madres sean procesadas por las autoridades locales, según afirmaron funcionarios franceses. A París le preocupa que si estos menores se quedan en Siria, en algún momento también puedan convertirse en milicianos.

Los kurdos subrayan que su trabajo no es enjuiciarlos o detenerlos de forma indefinida, lo que deja a las mujeres y los niños en el limbo legal.

El juez dijo este miércoles que Bélgica debe organizar el viaje dentro de los 40 días posteriores a la notificación de la decisión o pagar una multa diaria de 5.000 euros por cada niño, hasta un máximo de 1 millón de euros.

Contador