Publicado 22/05/2022 15:05

Biden intentará alejar al primer ministro indio de la influencia de China y Rusia durante la cumbre del Quad

Archivo - El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y su homólogo indio, Narendra Modi (archivo).
Archivo - El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y su homólogo indio, Narendra Modi (archivo). - WHITE HOUSE / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO - Archivo

China asegura que la estrategia de EEUU en el Indo-Pacífico solo fomenta "divisiones" y está "abocada" al fracaso

MADRID, 22 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente de EEUU, Joe Biden, y el primer ministro de India, Narendra Modi, mantendrán este martes una conversación "directa y constructiva" durante la cumbre en Japón de los líderes del Diálogo de Seguridad Cuadrilateral (Quad) en la que el mandatario norteamericano intentará alejar al jefe de Gobierno indio de la influencia de China y Rusia en el marco de la guerra de Ucrania y las ambiciones de Pekín en la región del Indo-Pacífico.

La cumbre que comenzará el martes en Tokio contará también con la participación del primer ministro japonés, Fumio Kishida, y el flamante primer ministro electo de Australia, Anthony Albanese.

Sin embargo, Modi y Biden serán los principales protagonistas de un encuentro que será "una continuación de las conversaciones en curso sobre las diferentes perspectivas del panorama en Ucrania", en palabras del asesor de Seguridad Nacional de EEUU, Jake Sullivan, que acompaña a Biden en el viaje.

El Gobierno indio ha mantenido una postura cauta ante la invasión rusa de Ucrania y apostado, siguiendo la línea de China, por la vía del diálogo en lugar de las sanciones, una actitud que Biden llegó a describir en su momento como un poco "temblorosa". En declaraciones recogidas el sábado por la cadena NDTV, el ministro de Exteriores indio, Vinay Mohan Kwatra, repitió la postura de Nueva Delhi.

"Nuestra posición sobre Ucrania es muy clara y se ha reiterado muchas veces. Desde el momento en que comenzaron las hostilidades en febrero, pedimos el cese inmediato de los combates y creemos que el camino de la diplomacia y el diálogo sigue siendo la mejor política para avanzar en este sentido", aseguró.

Por su parte, y en el anuncio oficial de su viaje, Modi se ha limitado a describir su visita en términos generales aunque se ha mostrado dispuesto a discutir con EEUU "una mayor consolidación de las relaciones bilaterales y el diálogo sobre desarrollos regionales y problemas globales contemporáneos".

"CONDENADA AL FRACASO"

En respuesta, el ministro de Exteriores de China, Wang Yi, ha denunciado que las intenciones de Biden en esta cumbre están "condenadas al fracaso" y que Estados Unidos solo tiene una misión en la región: sembrar la discordia.

"Los hechos demostrarán que la llamada 'estrategia del Indo-Pacífico' es esencialmente una estrategia para crear divisiones, una estrategia para incitar a la confrontación y para destruir la paz", según el comunicado publicado en la página web del Ministerio.

Biden también planea presentar el Marco Económico del Indo-Pacífico (INEF) en un evento que contará con apariciones virtuales de otros líderes de la región. Estados Unidos considera el IPEF como una herramienta clave para contrarrestar la influencia de China en Asia, después de que Washington se retirara se retirara de las conversaciones sobre el acuerdo comercial regional de la Asociación Transpacífica como parte de la política aislacionista del expresidente Donald Trump.

Los pilares del marco incluyen el impulso de la energía limpia así como el fortalecimiento de las cadenas de suministro y de la lucha contra la corrupción.

Estados Unidos no ha enumerado los países iniciales que formarán parte del acuerdo IPEF, pero espera que más naciones firmen en los próximos meses, e incluso Taiwán, sobre la que China reclama soberanía, podría acabar participando en él de alguna manera excepcional.

Todo ello, según China, es una engañosa estrategia de Estados Unidos, que se presenta "bajo el lema de 'libertad y apertura', cuando en realidad solo quiere crear 'pequeños círculos'" en un intento de contener a China, según el Ministerio.