Birmania y Bangladesh acuerdan retomar la repatriación de rohingyas la próxima semana

Publicado 15/08/2019 19:01:34CET
Niños rohingyas en el campo de refugiados de Cox's Bazar
Niños rohingyas en el campo de refugiados de Cox's BazarREUTERS / MOHAMMAD PONIR HOSSAIN - Archivo

RANGÚN, 15 Ago. (Reuters/EP) -

Birmania y Bangladesh harán un nuevo intento la próxima semana de repatriar a los cientos de miles de refugiados rohingyas que se encuentra en este segundo país desde hace dos años tras huir de la represión en el estado birmano de Rajine, según han informado este jueves las autoridades.

Más de 730.000 rohingyas, una minoría musulmana a que no se reconoce como ciudadanos en Birmania, huyeron hacia Bangladesh a finales de agosto de 2017 ante la violenta represión lanzada por las fuerzas de seguridad tras ataques perpetrados por milicianos. La mayoría de ellos se niegan a regresar, por temor a más violencia.

Un total de 3.540 refugiados han recibido luz verde para su regreso por parte de Birmania de una lista de más de 22.000 nombres enviada recientemente por Bangladesh, según han indicado responsables de ambos países a Reuters.

El primer grupo de refugiados regresará a Birmania la próxima semana, siempre y cuando accedan a ello. "Hemos acordado la repatriación de 3.540 personas el 22 de agosto", ha explicado Myint Thu, portavoz del Ministerio de Exteriores birmano, en declaraciones a Reuters.

Los intentos anteriores de persuadir a los rohingyas a volver a Rajine han fracasado debido al rechazo de los refugiado. Un intento el paso noviembre sembró el miedo y la confusión en los campos de refugiados y finalmente fracasó tras las protestas de estos.

Un alto cargo bangladeshí ha explicado a Reuters que el nuevos esfuerzo es un plan de repatriación "a pequeña escala", al tiempo que ha dejado claro que no se obligará a nadie a regresar. "Bangladesh no quiere otra cosa que una repatriación segura, voluntaria, digna y sostenible", ha asegurado.

Mohammed Eleyas, un activista rohingya de la Arakan Rohingya Society for Peace and Human Rights, ha indicado que los refugiados no han sido consultados sobre el proceso. En un mensaje, ha explicado que Birmania tiene que acceder a demandas clave de la comunidad antes de que comience la repatriación.

Responsables de la ONU han recibido la petición de sondear a los refugiados verificados por Birmania para determinar si quieren regresar, según correos internos del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) a los que ha tenido acceso Reuters.

"ACNUR ofrecerá a los refugiados la información relevante y fiable sobre las condiciones en Birmania, sujeta a la actual limitación de acceso a las áreas de retorno", señala uno de los correos.

Decenas de miles de rohingyas permanecen dentro de Birmania, confinados en campos y localidades en todo Rajine donde se les niega la ciudadanía y sus movimientos se ven restringidos. La ONU ha denunciado que las condiciones en Rajine no son adecuadas para el regreso de los refugiados.

La región se ha visto inmersa en un nuevo conflicto, que enfrenta a las fuerzas gubernamentales con los insurgentes del Ejército de Arakán, un grupo armado étnico que recluta principalmente a miembros de la etnia mayoritaria rajine, de religión budista.