Actualizado 22/05/2022 20:11

Blinken da la bienvenida a su homóloga francesa con Ucrania, la OTAN e Irán en el centro de la conversación

Archivo - La ministra de Exteriores de Francia, Catherine Colonna
Archivo - La ministra de Exteriores de Francia, Catherine Colonna - Dominic Lipinski/PA Wire/dpa - Archivo

Sigue en directo las últimas noticias sobre la guerra en Ucrania

Sigue en directo las últimas noticias sobre la guerra en Ucrania

MADRID, 22 May. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Estado de EEUU, Anthony Blinken, ha dado este domingo la bienvenida a la flamante ministra de Exteriores francesa, Catherine Colonna, en una conversación telefónica en la que ambos han discutido temas como la guerra en Ucrania, la incorporación de Suecia y Finlandia a la OTAN o el acuerdo nuclear con Irán.

"Durante este primer intercambio muy cálido, los dos ministros expresaron su deseo común de continuar y fortalecer aún más la estrecha asociación entre Francia y Estados Unidos", según el comunicado publicado por el Ministerio de Exteriores francés sobre la llamada, dos días después de que Collona asumiera el cargo.

En la misma conversación, ambos "expresaron su deseo común de fortalecer la coordinación internacional para responder a la crisis alimentaria resultante de la agresión rusa contra Ucrania".

Asimismo, los dos diplomáticos han reiterado el apoyo de Francia y Estados Unidos a la adhesión de Suecia y Finlandia a la OTAN", así como de la importancia "de un rápido retorno" al acuerdo nuclear con Irán.

La adhesión de Suecia y Finlandia a la OTAN como medida de protección ante Rusia se ha visto obstaculizada por el veto turco, que exige a ambos países que rompan por completo los vínculos con el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) que califica como un grupo terrorista.

En lo que a Irán corresponde, la comunidad internacional está trabajando a duras penas para conseguir la plena reincorporación de la república islámica a un acuerdo herido de muerte tras la retirada unilateral de Estados Unidos en 2018.

Irán pide que sea revocada la condición de "organización terrorista" del ala ideológica de su Ejército, la Guardia Revolucionaria, algo que Estados Unidos se ha mostrado extremadamente reticente a aceptar.