Los bomberos impiden que los estudiantes de la Politécnica de Hong Kong escapen por las alcantarillas

Actualizado 20/11/2019 11:41:06 CET
Manifestantes en la Politécnica de Hong Kong observan una alcantarilla para tratar de huir por ella
Manifestantes en la Politécnica de Hong Kong observan una alcantarilla para tratar de huir por ella - REUTERS / ADNAN ABIDI

HONG KONG, 20 Nov. (Reuters/EP) -

Algunos manifestantes antigubernamentales atrapados en la Universidad Politécnica de Hong Kong han intentado huir a través del alcantarillado, donde una estudiante ha dicho haber visto serpientes, pero los bomberos les han impedido la huida bloqueando una alcantarilla que daba acceso al sistema.

Algo menos de un centenar de estudiantes permanecen en el interior de la universidad, rodeada las 24 horas del día por policías antidisturbios y barricadas, después de que más de un millar fueran arrestados a última hora del lunes. Algunos se entregaron mientras que otros fueron atrapados en su intento de escapar tratando de llegar hasta motos que estaban esperando.

Algunos manifestantes, con botas de agua y antorchas, han regresado al campus después de intentar salir por las alcantarillas, donde la rápida subida de las aguas también supone un riesgo, durante la noche. Por el momento no está claro si alguno ha conseguido escapar por esta vía.

Los bomberos, a los que los estudiantes han permitido entrar en el campus, estaban apostados para intentar evitar la huida, bloqueando la única entrada factible al sistema de alcantarillado en un parking subterráneo.

"La alcantarilla olía muy mal, con muchas cucarachas y muchas serpientes. Dar un paso era muy costoso", ha relatado Bowie, una estudiante de 21 años de la universidad que se ha visto forzada a dar marcha atrás.

"Nunca había pensado que un día tendría que esconderme en una alcantarilla o escapar por una para sobrevivir (...) el sentimiento más inolvidable es el miedo que tenía cuando estaba dentro", ha añadido.

Ella y sus amigos estuvieron en el agua sucia durante alrededor de una hora antes de averiguar que no podían escapar. "Cuando llegamos al final, encontramos que seguíamos en la universidad", ha contado.

La Policía ha buscado a posibles huidos durante la noche con focos, sin recurrir al uso de gases lacrimógenos y balas de goma como en los disturbios registrados en los días anteriores. Según la Policía, unas 800 personas abandonaron el campus de forma pacífica a última hora del martes y serán investigadas, incluidas unas 300 menores de 18 años.

La líder del Gobierno de Hong Kong, Carrie Lam, ha pedido un fin humano a la asedio, en el que se han registrado los enfrentamientos más duros desde que comenzaron las protestas en la antigua colonia británica hace más de cinco meses.

"Esperamos que este incidente tenga un final pacífico en un futuro próximo", ha confiado el presidente de la Politécnica, Teng Jin Guang, en declaraciones a la prensa.

"Si cualquier manifestante sigue preocupado sobre el proceso de salir, les puedo asegurar, porque tengo la garantía de la Policía, de que si sale, yo mismo o uno de los miembros de mi equipo os esperará fuera (...) Os acompañaremos a la comisaría para asegurarnos de que todo el caso se procesa de forma pacífica, justa y humana", ha añadido.

La Policía ha endurecido la seguridad en las calles aledañas a la universidad, permitiendo con ello la visita a última hora del martes del nuevo jefe del cuerpo, Chris Tang, en su primer día en el puesto.

https://img.europapress.es/fotoweb/fotonoticia_20191120111023-1911871049_640.jpg

A rescue diver enters the sewer to search for anti-government protesters who tried to escape from the besieged Hong Kong Polytechnic University - REUTERS/Thomas Peter

https://img.europapress.es/fotoweb/fotonoticia_20191120111023-1911871039_640.jpg

A rescue diver enters the sewer to search for anti-government protesters who tried to escape from the besieged Hong Kong Polytechnic University - REUTERS/Thomas Peter

https://img.europapress.es/fotoweb/fotonoticia_20191120111023-1911871029_640.jpg

Anti-government protesters look inside a sewer as they look for an escape route in an underground carpark at the Hong Kong Polytechnic University - REUTERS/Adnan Abidi

Contador

Para leer más