Publicado 06/08/2020 18:50:32 +02:00CET

Boris Johnson defiende el sistema británico de rastreo a pesar de las críticas y el aumento de los casos

El primer ministro británico, Boris Johnson.
El primer ministro británico, Boris Johnson. - Andrew Parsons/No10 Downing Stre / DPA

Reino Unido constata otros 950 casos de COVID-19 y 49 muertos en un solo día

MADRID, 6 Ago. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, ha defendido este jueves el sistema de test y rastreo de coronavirus del Ministerio de Sanidad británico a pesar de las críticas recibidas y el aumento de los casos, que ascienden a 308.134 tras sumar otros 950.

"Sigue siendo uno de los mejores sistemas a nivel mundial porque, y creo que estoy en lo cierto diciendo esto, somos el país de Europa que más test realiza en relación con su densidad poblacional", ha manifestado durante una rueda de prensa en la que apuntado que estos sistemas son "vitales" para luchar contra el coronavirus.

Así, ha indicado que las medidas de restricción que se están imponiendo en algunas zonas del país, como en Escocia, donde se han producido nuevos brotes, dependen absolutamente de la "capacidad para detectar los casos, ya sea mediante la realización de pruebas como mediante el rastreo de contagios".

"Está funcionando", ha afirmado antes de matizar que espera que "sea el camino a seguir para mantener la enfermedad a raya". Para Johnson, no obstante, es importante recordar que hay que mantener las "manos limpias, sin tocarse la cara, y a distancia".

"Hazte un test si piensas que tienes síntomas. Eso realmente nos ayudará a controlar la enfermedad", ha señalado, según informaciones del diario 'The Guardian'.

Este mismo jueves, las autoridades sanitarias han alertado de que se ha registrado un aumento de los casos respecto al día anterior, cuando se detectaron otros 892. Estas cifras han venido aumentando desde el mes pasado, cuando giraban en torno al medio millar. Además, en las últimas 24 horas han muerto 49 personas, lo que sitúa en 46.413 la cifra de decesos desde que comenzó la pandemia.

50 MILLONES DE MASCARILLAS A LA BASURA

El Gobierno británico ha informado de que unas 50 millones de mascarillas compradas por el Ministerio de Sanidad en abril no podrán ser utilizadas por los trabajadores sanitarios debido a problemas de seguridad.

Tal y como han explicado las autoridades, estas mascarillas, que se enganchan a las orejas en vez de la parte trasera de la cabeza, no se ajustan lo suficiente para impedir correctamente infecciones de COVID-19.

Estas mascarillas fueron compradas para los trabajadores sanitarios por el Servicio Nacional de Salud como parte de un contrato de 252 millones de libras (279 millones de euros).

Sin embargo, la empresa a la que fueron compradas, Ayanda Capita, ha asegurado que estas cumplen con las especificaciones dadas por Downing Street cuando se realizó el contrato. Johnson, por su parte, ha lamentado que los equipos de protección no pueda ser utilizado.

Lo más leído

  1. 1

    Fernando Simón en 'Planeta Calleja': "Necesitaba vacaciones, no daba para más"

  2. 2

    El etarra Iñaki Bilbao inicia una huelga de hambre tras resistirse a una prueba de ADN por orden judicial

  3. 3

    La OMS avisa de que la transmisión del Covid-19 en Europa es "muy grave"

  4. 4

    La Junta vuelve a confinar, por segunda vez, Pedrajas e Iscar (Valladolid)

  5. 5

    Investigadores de la ONU acusan a Maduro de crímenes de lesa humanidad y plantean la intervención del TPI