Publicado 08/05/2022 12:16

Borrell critica la elección del nuevo líder hongkonés porque "viola los principios democráticos"

El Alto Representante de la Política Exterior de la UE, Josep Borrell
El Alto Representante de la Política Exterior de la UE, Josep Borrell - -/EU Council /dpa

MADRID, 8 May. (EUROPA PRESS) -

El Alto Representante de la Política Exterior de la UE, Josep Borrell, ha criticado este domingo la elección de John Lee como nuevo jefe del Gobierno autónomo de Hong Kong porque "viola los principios democráticos y el pluralismo político".

"El proceso de selección es un paso más hacia el desmantelamiento del principio de 'un país, dos sistemas'" implantado tras la devolución de la antigua colonia británica a China, ha argumentado Borrell.

Para el jefe de la Diplomacia de la UE, "las autoridades chinas y de Hong Kong deberían cumplir con sus compromisos nacionales e internacionales".

John Lee Ka Chiu ha, hasta hace un mes 'número dos' del Gobierno de Hong Kong y considerado como fiel a Pekín, ha sido elegido este domingo como nuevo jefe del Ejecutivo, después de obtener 1.416 votos a favor y tan solo 8 votos en contra de su candidatura en elección indirecta.

Lee, de 64 años, se ha convertido así en el sexto líder de la ciudad autónoma, aunque para esta elección ha sido el único candidato en postularse.

"Hoy es un día importante. No es solo un día de elecciones, sino también el Día de la Madre (...) y también el Día Mundial de la Sonrisa (...) Todos podemos sonreír en este día tan histórico", ha expresado Lee en su discurso de victoria, según ha recogido el diario 'South China Morning Post'.

El nuevo dirigente hongkonés ha apostado por abrir "una nueva página" en la historia de la región, "unificar" a la ciudad e implantar "una nueva cultura de pensamiento audaz" en las instituciones, ha informado la televisión pública RTHK.

El ex 'número dos' de la ciudad ha reconocido anteriormente la existencia de divisiones en el seno de la sociedad hongkonesa, en particular la disidencia que denuncia la intromisión de China en la autonomía territorial, una injerencia que culminó con la declaración de una ley de seguridad que prácticamente ha aniquilado a la oposición prodemocrática.

En este sentido Lee adujo que su falta de "relación profunda" con ciertos sectores no eximiría a su Gobierno de ser "justo" en relación a estas cuestiones, "sin otra carga que los intereses generales de Hong Kong en mente". También admitió que existen "diferencias en la sociedad" y que "reparar las divisiones sociales es un desafío para cualquier Gobierno".

Anteriormente, el nuevo jefe del Ejecutivo de Hong Kong eludió describirse como un "radical" pero defendió la represión ordenada por el Gobierno chino contra la última ola de protestas iniciadas en 2019 contra una ley de extradición de Hong Kong a China que atentaba, según la oposición, contra la independencia judicial del territorio.

"La forma en que manejo los diferentes problemas se basa en la naturaleza de los problemas mismos. En la saga del proyecto de ley de extradición hubo injerencia extranjera", declaró Lee usando el argumentario empleado por las autoridades chinas, "y el Gobierno necesitaba manejarla de manera adecuada y eficaz".

Más información