Publicado 27/01/2022 16:09

Borrell ve una "base sólida" en la respuesta a Rusia y viajará a EEUU en febrero para seguir la coordinación

El Alto Representante de la UE para Política Exterior y Seguridad Común, Josep Borrell
El Alto Representante de la UE para Política Exterior y Seguridad Común, Josep Borrell - Mario Salerno/EU Council/dpa

BRUSELAS, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Alto Representante de la Unión Europea para Política Exterior, Josep Borrell, ha señalado este jueves que la respuesta por escrito de la OTAN a Rusia ofrece una "base sólida" para reforzar la seguridad en Europa y continuar las negociaciones, pero antes viajará a principios de febrero a Washington para continuar la coordinación con Estados Unidos.

En un mensaje en sus redes sociales, el jefe de la diplomacia europea ha recalcado que la respuesta por escrito que ofrecieron este miércoles en paralelo Estados Unidos y la OTAN subraya "la seriedad y responsabilidad" con la que se aborda la crisis con Rusia, provocada por su despliegue militar en la frontera con Ucrania, que ha generado alarma sobre una posible invasión.

"Con la respuesta de Estados Unidos, se da una base sólida para reforzar la seguridad y estabilidad en Europa. El camino a las negociaciones está abierto por nuestro lado", ha señalado Borrell.

En Bruselas consideran que la pelota está ahora en el tejado de Moscú y el devenir de la crisis dependerá de cómo responda a la oferta de la OTAN para negociar cuestiones de seguridad como control de armas y transparencia en las maniobras. En todo caso, la organización militar rechazó las demandas rusas para que garantice que países vecinos del este de Europa no entren en un futuro en la alianza.

VIAJE A WASHINGTON EN FEBRERO

Hasta entonces, la diplomacia europea se centra en reforzar la coordinación con Estados Unidos y la OTAN, además de con Ucrania, para favorecer la desescalada y tener lista una respuesta común a una eventual agresión rusa.

Los próximos días están llenos de llamadas telefónicas, videoconferencia y reuniones con los distintos actores en esta crisis, han señalado fuentes diplomáticas europeas, que apuntan que Borrell viajará a Estados Unidos a principios de febrero, en un paso más en la coreografía conjunta de Bruselas y Washington ante esta crisis.

Después de que la UE haya quedado desplazada de las mesas de negociación que mantiene Moscú con Washington en Ginebra y con la OTAN en el marco del Consejo con Rusia, la diplomacia comunitaria se ha propuesto mantener línea directa con la Casa Blanca en un conflicto que afecta a la seguridad en el continente europeo.

En paralelo, los Veintisiete están "finalizando" los trabajos para un paquete de sanciones en caso de agresión, unas medidas sin precedentes, coordinadas con Estados Unidos, Canadá y Reino Unido, que podrían cortocircuitar la economía rusa.