Actualizado 07/06/2007 01:28 CET

Brasil.- La jefa del gabinete de Lula defiende al hermano del presidente, cuestionado por corrupción

BRASILIA, 6 Jun. (EP/AP) -

La ministra jefa de gabinete, Dilma Rousseff, anticipó este miércoles el fracaso de cualquier intento político de convertir en "otra cosa" el caso de las investigaciones policiales sobre un hermano del presidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva.

Según informa la Agencia Brasil de noticias, los ministros de justicia, Tarso Genro y otros líderes oficialistas en el Congreso brasileño también se refirieron a que la oposición fracasaría en sus intentos de salpicar al presidente o de iniciar una crisis política en el país.

El hermano mayor del presidente, Genival Inacio da Silva o Vavá, fue cuestionado esta semana por la policía de delitos como "tráfico de influencia" en el caso de una banda dedicada a juegos de azar ilegales.

El caso de Vavá es el primero en que un pariente del mandatario --que ya ha visto en el pasado a más media docena de cercanos colaboradores o investigados por la policía o con denuncias ante la Corte Suprema-- sea formalmente apuntado por las autoridades.

Pero Rousseff indicó que ser "indiciado, como la propia palabra dice, no significa que se cometiera ningún crimen. Ni en el caso del hermano del presidente ni en el caso de ninguna otra persona que fueron indiciadas en los últimos tiempos".

"Cualquier intento de transformar ese proceso (de investigación) en otra cosa no va a tener el menor chance de sobrevivir", indicó la ministra. "Somos nosotros (en el gobierno) lo que estamos patrocinando" la labor de la policía federal.