Publicado 25/02/2015 17:19CET

Bruselas admite preocupación por abuso de ciudadanos de los Balcanes que piden asilo injustificado en la UE

BRUSELAS, 25 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea ha reconocido este miércoles que "el abuso" de las demandas de asilo de forma injustificada de los ciudadanos de los Balcanes occidentales en la Unión Europea "sigue constituyendo una preocupación considerable".

Se trata de una de las principales conclusiones del quinto informe de evaluación del funcionamiento del acuerdo de 2009 para suprimir los visados a Albania, Bosnia y Herzegovina, la Antigua República Yugoslava de Macedonia, Montenegro y Serbia, publicado este miércoles con datos correspondientes a 2013 fundamentalmente.

De acuerdo con el mismo, el número de peticiones de asilo remitidas a los países del espacio sin fronteras Schengen por los ciudadanos de los cinco países de los Balcanes ha crecido de forma estable desde 2009 y alcanzó el pico de 53.705 demandas en 2013, si bien en los primeros nueve meses del 2014 los datos muestran un aumento del 40% de las solicitudes respecto al mismo periodo del año anterior, que anticipan un nuevo pico.

Las peticiones aprobadas por el contrario han caído de forma estable en todos los países y para todos los ciudadanos de los Balcanes occidentales, lo que indica que "la gran mayoría de solicitudes siguen siendo injustificadas".

Sólo se han aprobado el 3,7% de las demandas de los ciudadanos de Montenegro, el 2,7% de los serbios, el 1% para los macedonios e igualmente se aceptaron el 8,1% de las demandas de albaneses para obtener protección internacional y el 5,9% en el caso de los bosnios en los países del área sin fronteras Schengen en 2013.

Los serbios son los que más han pedido asilo en la UE del total (42% en 2013), seguido de macedonios y albaneses (21% en cada caso), bosnios (14%) y Montenegro (2%).

Alemania sigue siendo el país que más peticiones de asilo recibe de todos los países. Estas han aumentado del 12% del total en 2009 hasta el 75% en los primeros meses del 2014, según datos del informe.

Alemania y Suiza repatriaron a la mayoría de los demandantes de asilo a través de procedimientos de devoluciones forzadas, con la excepción de los meses de invierno, cuando el Gobierno de Berlín las paralizó, mientras que Bélgica, Luxemburgo y Suecia optaron por la devolución voluntaria.

ENTRADAS DE INMIGRANTES ILEGALES

La agencia de control de fronteras externas de la UE (Frontex) detectó un aumento del 27% de la entrada de inmigrantes ilegales a la UE en 2013, hasta las 40.000 personas (22.000 inmigrantes extracomunitarios que transitaban por los Balcanes y 18.0000 nacionales de los Balcanes, incluidos de Kosovo. La mitad de las detenciones se dieron en la frontera entre Serbia y Hungría en la primera mitad de 2013.

Las estancias ilegales de ciudadanos de los Balcanes occidentales en la UE han aumentado un 5% hasta las 38.300 entre 2012 y 2013. Más de la mitad de ellas se registraron en Grecia, Alemania, Francia y Hungría, según datos de Frontex, que también ha constatado un aumento del 18% de los casos del uso de documentos fraudulentos en 2013 para entrar en la UE, sobre todo por parte de albaneses con documentos falsos de Grecia e Italia.

El comisario de Migración, Asuntos del Interior y Ciudadanía, Dimitris Avramopoulos, ha reiterado el compromiso de Bruselas en mantener la supresión de los visados pero ha reconocido que "el abuso del régimen de viajes sin visados para demandar asilo en la UE debe abordarse sistemáticamente y a través de la asignación adecuada de recursos" y ha defendido las recomendaciones del Ejecutivo comunitario para atajar la inmigración ilegal a la UE de estos países.

Bruselas ha reclamado en sus recomendaciones a los países de los Balcanes occidentales que refuercen la cooperación e intercambio de información sobre la gestión de la frontera y readmisiones con los países de la UE e investiguen y persigan a los que facilitan los abusos entre otros.