Publicado 08/12/2021 14:22CET

Bruselas pone su software en código abierto en su empeño por liderar la transición digital

Archivo - Edificio de la Comisión Europea en Bruselas
Archivo - Edificio de la Comisión Europea en Bruselas - EUROPA PRESS - Archivo

BRUSELAS, 8 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea ha adoptado nuevas reglas para poner sus software en código abierto, lo que permitirá que estos sean de acceso público cuando supongan un beneficio para los ciudadanos, empresas y servicios públicos.

Esta decisión se toma después de un estudio encargado por Bruselas que demostró que la inversión en software de código abierto genera un retorno cuatro veces superior a la inversión. La iniciativa busca que estos software mejoren los procesos digitales de empresas y servicios públicos y de esta forma la Comisión ayude a la transición tecnológica que quiere impulsar en Europa.

El Ejecutivo comunitario pondrá su software a disposición de los ciudadanos en código abierto en un único repositorio para facilitar el acceso al mismo y su reutilización. Antes de cambiar a código abierto, se analizará cada software para evitar problemas de seguridad, confidencialidad o infracciones a la propiedad intelectual.

Los servicios de la Comisión podrán publicar así el código fuente del software que utilizan en menos tiempo y con menos papeleo, algo que ha aplaudido el comisario de Presupuestos, Johannes Hahn, quien ha señalado que este tipo de software tiene "grandes ventajas" y ha indicado que se trata de un campo en el que la UE puede jugar un papel de liderazgo.

"Las nuevas reglas aumentan la transparencia y ayudan a la Comisión, al igual que a los ciudadanos y compañías en Europa, a beneficiarse del desarrollo de software abierto", ha indicado el comisario austriaco.

En este sentido, ha defendido que poner en común los esfuerzos para mejorar el software también reporta beneficio mutuo ya que Bruselas tendrá acceso a mejoras realizadas por otros desarrolladores. "Esto también puede mejorar la seguridad, puesto que especialistas externos e independientes verifican el software en busca de errores y fallos de seguridad", ha apuntado Hahn.

Para leer más