Publicado 03/12/2020 12:44CET

Bruselas quiere obligar a plataformas como Google y Youtube a actuar ante casos de injerencia y desinformación

BRUSELAS, 3 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea da un paso más este jueves en su estrategia para fortalecer las democracias en la UE y combatir la manipulación en Internet con una iniciativa para establecer un marco regulatorio para que las plataformas digitales como Google o Youtube combatan la desinformación en la red.

Después de que Bruselas haya implicado a gigantes digitales como Google, Facebook, Youtube, Twitter, Mozilla, Whatsapp y Tiktok en su código de buenas prácticas en Internet quiere ir más allá y transformar este código en un marco corregulatorio que incluya las obligaciones y responsabilidades de estos proveedores de servicios 'on line' para atajar la desinformación. Para ello, presentará un código mejorado de cara a la próxima primavera que fije un marco robusto para vigilar su aplicación.

Estas medidas vienen recogidas en el Plan de Acción de Democracia, con el que la Comisión busca frenar las injerencias políticas y la desinformación en la red. A los instrumentos existentes en el seno de la UE para contrarrestar las injerencias extranjeras, se incluirán nuevas medidas que permitan imponer multas a los responsables de interferencias.

Para la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, "los hechos tiene que poder distinguirse de la ficción y la sociedad civil debe poder participar en un debate abierto y libre de interferencias". Entiende que con la revolución digital en marcha, las decisiones se deben tomar en libertad y por ello la UE adopta estas acciones para hacer las democracias "más resistentes".

PROMOVER ELECCIONES LIBRES

Otra de las patas de este plan será promover las elecciones libres y transparentes en la UE. Para ello, Bruselas pone la lupa en el contenido político patrocinado en redes sociales y propondrá legislación para aumentar su transparencia.

El Ejecutivo comunitario también quiere revisar las normas de financiación de las formaciones políticas en Europa y mejorar la integridad de las elecciones, para este fin fomentará la cooperación entre estados miembros con un nuevo mecanismo a través del que los Veintisiete compartan detalles sobre procesos electorales y posibles amenazas de ciberseguridad.

Para mejorar el clima mediático y la libertad de los periodistas, "deteriorada" tras los casos de Daphne Caruana en Malta o Jan Kuciak en Eslovaquia, el plan de acción plantea recomendaciones a los estados miembros para mejorar la seguridad de los profesionales d ella información.

La Comisión se compromete a mantener un diálogo estrecho con los Veintisiete y a financiar proyectos que den asistencia legal y práctica a periodistas en la UE. Igualmente, aprobará medidas para apoyar la pluralidad en los medios y vigilará la concentración empresarial con el objetivo de impulsar la transparencia sobre la propiedad de los medios y la publicidad institucional.