Buques de guerra rusos obligan a desviarse a un mercante turco en el mar Negro

Publicado 14/12/2015 11:34:28CET

MOSCÚ, 14 Dic. (EUROPA PRESS) -

Un crucero lanzamisiles y una lancha de la Guardia Costera de Rusia han obligado a desviarse a un mercante turco que se cruzó con un convoy que transportaba dos plataformas de prospección en el mar Negro, en aguas territoriales rusas.

La decisión de "reubicar" estas plataformas más cerca de Crimea se debe a la "complicada situación internacional", ha informado la empresa estatal rusa Chernomorneftegaz, propietaria de las plataformas, según recoge la televisión pública rusa RT.

Durante el traslado, un mercante de bandera turca se cruzó en la trayectoria. "Incumpliendo la normativa para evitar colisiones y contra las convenciones aceptadas en general para la navegación, el buque turco no se apartó del camino del convoy. Se cruzó e intentó detenerse, lo que generó una situación de colisión potencial", ha explicado Chernomorneftegaz.

El capitán del buque turco guardó silencio por radio a pesar de las peticiones de respuesta por parte rusa, añade. El incidente "se resolvió" cuando una lancha fueraborda de la Guardia Costera y un crucero lanzamisiles acudieron en ayuda del convoy ruso y escoltaron al barco turco lejos de la zona.

Este es el tercer incidente marítimo entre Rusia y Turquía tras las protestas por la exhibición de un lanzacohetes por parte de un soldado ruso desde la cubierta de un buque de guerra al paso por Estambul el pasado 6 de diciembre y de que el domingo una fragata rusa realizara disparos de advertencia contra un pesquero turco para evitar una colisión en aguas del mar Egeo.

Para leer más