6 de junio de 2020
 
Publicado 18/05/2020 22:12:41 +02:00CET

Burkina Faso inaugura una nueva estatua del revolucionario Thomas Sankara tras el escaso parecido de la primera

MADRID, 18 May. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades de Burkina Faso han inaugurado una segunda estatua del revolucionario Thomas Sankara, conocido como el 'Che Guevara africano', tras las críticas a la primera debido al escaso parecido de la primera con una de las figuras históricas más importantes del país.

El Gobierno desveló la primera estatua el 2 de marzo de 2019 en el marco del Festival Panafricano de Cine y Televisión de Uagadugú (FESPACO), tras lo que su creador, Jean Luc Bambara, presentó sus disculpas ante las críticas y se embarcó en un segundo proyecto.

"Cuando hablamos de la estatua de Thomas Sankara, lo asumo. Presento mis excusas por las imperfecciones desde la primera fase, sobre todo por el impacto que causó a los camaradas convencidos", ha resaltado Bambara, según ha informado el portal de noticias Burkina24.

Por su parte, el ministro de Exteriores, Alpha Barry, ha destacado durante la ceremonia de inauguración que "será difícil reproducir a Thomas Sankara al cien por cien, pero lo que representa a Sankara es lo esencial".

"El Gobirerno está firmemente movilizado tras este proyecto y no escatimará esfuerzos para apoyar al comité (del monumento) y que se logre un memorial digno de ese nombre y que esté a la autlra del hombre ilustre que es Sankara", ha agregado.

Un tribunal militar de Burkina Faso reabrió en febrero la investigación en torno al asesinato en 1987 de Sankara, entonces presidente del país, tras el golpe de Estado contra su Ejecutivo ese año.

Las autoridades judiciales del país africano habían recibido poco antes documentos desclasificados por Francia y que están relacionados con el asesinato de Sankara, un revolucionario marxista que presidió el país entre 1983 y 1987.

Además, las autoridades emitieron órdenes de arresto contra el expresidente Blaise Compaoré, en el exilio en Costa de Marfil tras ser expulsado del poder en 2014, y contra Hyacinthe Kafando, su jefe de seguridad en el momento del asesinato.

Sankara fue asesinado tras el golpe de Estado encabezado por Compaoré, quien permaneció en el poder hasta octubre de 2014, cuando huyó del país en medio de multitudinarias protestas contra su intención de modificar la Constitución para presentarse a la reelección.

Durante la estancia de Compaoré en la Presidencia las autoridades bloquearon las peticiones de la familia del exmandatario para exhumar los restos, y el propio Compaoré argumentó que "los hechos son conocidos" y que "no tenía nada que ocultar".

Sankara fue asesinado junto a doce oficiales tras ser capturado después del golpe y su cadáver fue desmembrado y enterrado en una tumba anónima. Su figura sigue siendo enormemente respetada en el país y en el continente por su lucha contra el colonialismo y su panafricanismo.

Contador

Para leer más