La Cámara de Diputados de México recorta un polémico impuesto a las bebidas azucaradas

Actualizado 20/10/2015 6:21:57 CET
Bebidas Azucaradas
SMC/WIKIMEDIA COMMONS

MÉXICO DF, 20 Oct. (Reuters/EP) -

La Cámara de Diputados de México ha aprobado este lunes una propuesta para reducir un impuesto a las bebidas azucaradas, pese a preocupaciones en torno a la posibilidad de que la medida dificulte el combate a la obesidad en la segunda mayor economía de Latinoamérica.

México es uno de los países que más consume gaseosas --como las producidas por Coca-Cola y PepsiCo--, y en el 2013 se convirtió en el primer mercado grande en aplicar un impuesto a las bebidas con alto contenido de calorías, de un peso mexicano o seis centavos de dólar por cada litro.

Los diputados votaron a favor de la reducción del impuesto por 423 votos contra 33, en una votación general que incluyó el recorte del 50 por ciento al tributo, aplicable a las bebidas con hasta cinco gramos de azúcar añadido por casa 100 mililitros.

Una vez que las reservas particulares de los legisladores sean discutidas, el paquete fiscal será enviado al Senado. Quienes respaldaron la reducción en el impuesto han dicho que impulsará a los productores de gaseosas a producir bebidas con menos azúcar y calorías.

La medida podría apoyar un alza en las acciones de la mexicana Coca-Cola Femsa, el mayor embotellador de Coca-Cola en Latinoamérica y uno de los líderes del mercado de bebidas azucaradas del país.

Legisladores del opositor Partido de la Revolución Democrática (PRD), de centro-izquierda, han afirmado que se opondrán al cambio en la legislación, señalando que el país gasta unos 70.000 millones de pesos al año en tratar enfermedades relacionadas con el consumo de alimentos "chatarra" (comida basura).

México tiene una de las tasas más altas de obesidad en el mundo, con cerca de dos tercios de la población considerada obesa o con sobrepeso, según la Organización Mundial de la Salud.