Canadá aprueba un recurso legal para acabar con la huelga postal tras un mes de paros

El servicio postal canadiense 'Canada Post'.
REUTERS / CHRIS WATTIE
Publicado 27/11/2018 7:24:42CET

OTTAWA, 27 Nov. (Reuters/EP) -

Las autoridades de Canadá han aprobado este lunes la aplicación de un recurso legal para acabar con la huelga del servicio postal canadiense, que comenzó hace un mes y amenaza con interrumpir las entregas durante la campaña navideña.

La legislación obliga a los trabajadores a abandonar la huelga a partir de este martes por la tarde a pesar de que los empleados de Canada Post no hayan podido llegar a un acuerdo con el Gobierno.

"El recurso 'back-to-work' es un último recurso y no una medida que se imponga a la ligera. Sin embargo, hemos agotado todas las opciones y es necesario proteger los intereses públicos y evitar un mayor daño a la economía canadiense", ha aseverado la ministra de Trabajo, Patty Hajdu, en un comunicado.

La ministra ha indicado a su vez que se nombrará a un mediador para que interceda y que los acuerdos colectivos se extenderán hasta que las partes lleguen a un nuevo acuerdo.

La Unión Canadiense de Trabajadores de Correos comenzó el mes pasado una serie de paros rotativos para presionar a favor de unos mayores beneficios sanitarios y una mejora de la seguridad laboral. Canada Post ha señalado que los atrasos masivos de correo ya se han acumulado en sus principales centros de clasificación. El correo es entregado a los clientes de forma esporádica.

El Sindicato Canadiense de Trabajadores Postales (CUPW, por sus siglas en inglés) ha aseverado que está "estudiando todas las opciones para hacer frente al recurso legal". "Los trabajadores del servicio postal seguirán trabajando para defender su derecho a negociar un acuerdo", ha indicado el presidente del sindicado, Mike Palecek.

Los gobiernos anteriores han utilizado la ley 'back-to-work' para poner fin a las huelgas en sectores críticos. Los liberales tienen una mayoría en la Cámara de los Comunes, lo que significa que los legisladores podrían aprobar rápidamente la medida.

La ley que podría suponer el fin de la huelga y la imposición de un proceso de arbitraje o un nuevo contrato sin negociación.